Advierten que en el Conurbano hay cada vez más trabajadores de la salud con COVID

Desde el sindicato de trabajadores de la salud bonaerense advierten que las bajas del personal es lo que más afecta al funcionamiento de la atención en terapia intensiva. En algunos distritos del Conurbano Sur la ocupación de camas de terapia intensiva supera el 80 por ciento y se registraron cerca de 60 muertes de los trabajadores por covid-19.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Fernando Corsiglia, secretario adjunto de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), explicó: “Un funcionamiento adecuado del servicio de camas críticas implica tener aparatos, camas y personal. Y sin los trabajadores no puede funcionar”.

Mientras la transmisión del virus no cede en la población, tampoco lo hace en los trabajadores de la salud que se ven colapsados cuando hay bajas en sus espacios laborales. Si bien desde la Provincia se dispusieron más camas desde el comienzo de la pandemia, el sindicato de la salud remarca que sin los trabajadores no hay posibilidades de mantener una buena atención.

En este sentido, Corsiglia especificó que más allá de la ocupación de camas y respiradores, lo que falta en el AMBA “es el recurso humano”. “Los contagios en la población no ceden y tiene repercusión en el sector de salud. “Tuvimos situaciones muy problemáticas en Lanús, Florencio Varela, Quilmes, Lomas por la cantidad de trabajadores infectados”, alertó el secretario adjunto.

En este contexto, el Hospital Evita de Lanús tuvo que cerrar su sector de terapia intensiva debido a la cantidad de contagios entre los trabajadores de la salud. Si bien se volvió a abrir, muchos centros médicos en el Conurbano tienen bajas en el círculo de enfermeros y médicos.

Con respecto a las aperturas recientes en la Ciudad de Buenos Aires y también a traves de un DNU, el representante de CICOP opinó que “la flexibilización de la cuarentena se ha dado hace unas cuantas semanas” y que “promovió la situación de más contagios”. “Es fundamental seguir tomando al AMBA como un bloque único”, manifestó.

Además, desde el sindicato remarcaron las dificultades concretas del personal de salud que está atravesado por condiciones críticas y salarios bajos. La negociación salarial se iba a retomar en junio y aún no se inició el diálogo con la Provincia. “Habría que poner la disponibilidad de recursos en el sector salud y el recurso vital es el de los trabajadores”, aseguró.