Burzaco: Un refugio para víctimas de violencia de género vive un grave situación por la pandemia

En medio de la situación crítica que atraviesa el país por la pandemia, el refugio para víctimas de violencia de género Uguet Mondaca, de Burzaco, empieza un nuevo emprendimiento que no sólo servirá para pagar los gastos del hogar sino también para dar talleres de capacitación con salida laboral a las mujeres que se alojan allí. Aseguran que desde el inicio del aislamiento la situación es “desesperante” ya que las ferias americanas se paralizaron y con las donaciones “no alcanza” para sostener el lugar.

Por eso, decidieron implementar venta de pizzas y empanadas que también servirá a futuro como salida laboral. Pero para poder empezar necesitan algunos elementos como: horno pizzero, freidora, amasadora, bandejas y todo tipo de artículos de cocina, multiprocesadora, horno a gas, cocina (si es industrial mejor) sino el que se pueda donar.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Marcela Morera, una de las madrinas del lugar, explicó: “El refugio siempre fue autosustentable, no recibe ningún tipo de apoyo extra por parte del Estado nacional, provincial, ni municipal, y la situación en medio de esta pandemia es muy complicada”.

Según lo relatado por Morera, habitualmente, el hogar recibe algunas donaciones por parte de municipio: alimentos, colchones, y algunas cosas más, pero “no alcanza” porque hoy está con su capacidad máxima.

En este contexto, la Feria Americana, tampoco se puede realizar. Ahora se está vendiendo ropa a través del grupo de Facebook “REFU FERIA” pero las ventas por este medio no alcanzan a cubrir ni la cuarta parte de los gastos del día.

“La situación es desesperante. Por eso, decidimos poner en funcionamiento este emprendimiento con las comidas. Ya están los permisos para vender pizzas, empanadas, pastas, y algunos otros alimentos más que lo puedan ir a retirar o que se puedan entregar”, indicó la madrina del lugar.

Y añadió: “Mientras dure el aislamiento se van a dar talleres a las mujeres que estén dentro del refugio. Queremos que sirva como una futura salida laboral, porque el aislamiento se va a terminar, y van a venir otras mujeres. Con estas capacitaciones, las mujeres, se van a empoderar y salir de esta situación de violencia que han tenido que soportar con sus parejas”.

Son muchas las cuentas que hay que pagar en el Refugio: luz, gas, teléfono. “El gasto es enorme y ahora viene el frío y se va a usar más el gas. Entonces podemos solventar los gastos de otra forma que no sea solo la Feria Americana, que en esta situación, nos ha frenado muchísimo”, señaló.

No obstante, el hogar necesita hacer algunos arreglos y necesita sets de artefactos para el baño: inodoros, bacha.  “A veces hay gente que en su casa cambia algo y a nosotros nos puede servir”, explicó Morera.

Actualmente, el hogar cuenta con 25 personas entre mujeres y niños. Por eso, las necesidades son grandes y apelan a la solidaridad de la comunidad para llevar adelante la tarea cotidiana que inició hace 18 años Nancy Uguet, su presidenta, quien falleció el 3 de diciembre de 2019. Hoy el refugio lo llevan adelante sus hijos y colaboradores.

Quienes quieran colaborar se pueden comunicar a las cuentas de FacebooK: Refugio Uguet Mondaca o al de Marcela Morera.

También se puede realizar aportes a la cuenta bancaria del Refugio para Víctimas de Violencia de Género del Banco Frances: DU: 36157253 CTA 140-051874/4 CBU  01701407400000-05187443 CUIL  27-36157253-5. La cuenta está a nombre de la hija de Nancy, Sasha Florencia Porchia. Alias de la cuenta: FABRICIO.19.

Mabel Cáceres