Budge: Más de 200 familias denuncian “militarización” de un barrio para que abandonen sus casas

Vecinos y vecinas del barrio La Rivera Sur, en Ingeniero Budge, se manifestaron para exigir la “desmilitarización” de la zona y denunciar la “presión policial” para que abandonen sus casas. Son 230 familias que compraron lotes en el marco de una estafa y luego se enteraron que el territorio pertenecía al Mercado Central. Este lunes cortaron el Puente La Noria como forma de protesta.

Desde el Municipio de Lomas destacaron que se encuentran “acompañando a familias que fueron estafadas y que ocupan un predio donde se construirá una planta de bombeo para mitigar inundaciones”.

“Actualmente, el Municipio se encuentra en una instancia de diálogo con las 230 personas que fueron estafadas por un particular mediante la venta de un lote en ese predio”, explicaron desde la comuna lomense.

“El Municipio ofrece a estas familias una casa que se construirá mediante planes de vivienda en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, como así también el pago de un alquiler temporal durante los 24 meses que dure la obra de construcción de estas viviendas”, agregaron.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Carlos Pousa Bogado, abogado de las familias, afirmó: “Esto (en relación a la presencia de fuerzas de seguridad en el barrio) se hace para que sientan que su situación es invivible y decidan voluntariamente abandonar las tierras que compraron y donde construyeron sus casas. Pero mis asistidos no desean bajo ningún punto de vista irse y dejar lo único que tienen”.

Hace un mes la Cámara de Apelaciones de La Plata decidió apartar al juez Federico Villena de la causa por irregularidades y a partir de ahí debería ser tomada por el Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora. 

Desde que sucedió esto, las familias comentaron que se incrementó la presencia policial en la zona, al punto de no permitirles el libre ingreso y egreso del barrio, lo que generó mucha preocupación debido a que esperaban solucionarlo por el camino jurídico. 

En este sentido, el representante de las familias opinó que los vecinos buscan “vivir en paz” o “tener una expresión judicial definitiva” para poder solucionar y regularizar su situación.

“La disputa tendría que haber sido pacífica y judicial, lejos de tener una solución jurídica, sin tener a alguien indagado por el delito siguen estos acosos sistemáticos con personal policial y gendarmería amenazándolos”, denunció el abogado.

El desalojo de las familias se frenó el año pasado, luego de abrir una mesa de diálogo, en la que se ofreció relocalizar a los vecinos a cambio de 156 viviendas y 24 meses de subsidio por 40 mil pesos mensuales para poder alquilar mientras se los ubica en otro lado. Esta propuesta se vio pausada luego de que la causa pasó a estar a cargo de otro Juzgado.

La obra que llevará adelante el Municipio De Lomas De Zamora junto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, en el lugar donde se encuentran las familias, es la construcción de una planta de bombeo en las cuencas del arroyo Santa Catalina la cual beneficiará a más de 4700 hectáreas (1400 en Lomas de Zamora, 300 en Almirante Brown y 3000 en Esteban Echeverría) que hoy sufren inundaciones.

Esta planta de bombeo, la cual contendrá un reservorio de seis hectáreas y seis bombas impulsoras, debe construirse indefectiblemente en ese predio ya que es la desembocadura natural de la cuenca en el río Matanza.