Brown: Aseguran que la asistencia alimentaria se triplicó con la pandemia

La subsecretaria de Economía Social de Almirante Brown, Ivana Rezzano, aseguró que “la asistencia alimentaria ahora es el casi el triple que antes de la pandemia” y apuntó que “la pandemia recrudeció todo” aunque “todavía no hay ningún barrio con contagio comunitario” en el distrito gobernado por Mariano Cascallares.

Tras dos meses y medio de cuarentena obligatoria en todo el país y al borde de la llegada del anunciado pico de contagios, “la asistencia alimentaria ahora es el casi el triple que antes de la pandemia” en Almirante Brown, indicó la funcionaria.

“Hubo una mayor demanda en todos los ámbitos de asistencia alimentaria a pesar del refuerzo que hizo el Gobierno nacional con la tarjeta alimentaria, el Ingreso Familiar de Emergencia”, aseguró a DiarioConurbano.com.

En este sentido, Rezzano explicó que si bien “la pandemia recrudeció todo”, con “casi la mitad de la gente en edad laboral de los barrios trabajando de manera informal” y tras cuatro años de un gobierno donde “muchos se quedaron sin trabajo y la inflación se comió mucho de la asistencia”; la llegada del COVID resintió tanto la estructura social que ahora “se encuentran desbordados los comedores y merenderos, así como también la asistencia alimentaria”, planteó.

Al mismo tiempo, destacó la labor de aquellos que están en los barrios al frente de los comedores y merenderos “con todas las medidas de seguridad e higiene trabajando de las puertas para afuera”.

En ese sentido, resaltó que “en Brown hay un plus porque hay total acompañamiento del Municipio, funciona el comité de crisis con la participación de todas las organizaciones y, con respuestas concretas, se puede articular permanentemente tareas con presencia en los barrios”.

En base a esto, la subsecretaria informó que “Claypole, San José, Glew y Longchamps son las localidades donde más se acentúa la asistencia” aunque estas no son las más afectadas del distrito por los contagios a diferencia de Rafael Calzada, uno de los que más casos positivos registra.

En busca de contener posibles brotes, todos los días se efectúan operativos sanitarios en distintos barrios aunque “todavía no hay ninguno con contagio comunitario pese a los casos que aparecieron”, remarcó.

“Donde se encendieron las alarmas porque por sus características eran barrios donde se podría favorecer el contagio se aplicó desde hace 10 días el programa DetectAr desde el municipio o con ayuda del Gobierno Nacional y el resultado es que no hay contagios comunitarios sino algunos particulares”, explicó Rezano.

Asimismo, estimó que si bien a futuro “puede haber más demanda de asistencia” cuando llegue el pico “están aceitados todos los canales para ofrecer una respuesta sin un desborde” sumado a que la paulatina habilitación de actividades productivas y de comercio con las respectivas medidas de seguridad “alivia al cotidiano de la gente que puede tener un ingreso por su propio trabajo”.