Bomberos voluntarios denunciaron “desfinanciamiento” de Nación a los cuarteles

Desde el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios denunciaron que desde hace dos años sufren el desfinanciamiento del Gobierno nacional y que este año se ha agravado debido a que todavía no cobraron el subsidio del 2018. Además, advirtieron que para este año el Ejecutivo presupuestó menos de lo que tenía que destinarse de la partida afectada para el financiamiento de los cuarteles de bomberos.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el director Ejecutivo del Consejo Nacional de Bomberos, Fabio Giovanettoni, detalló: “Esto arrancó el año pasado cuando bregamos para que nos reconozcan los valores reales que debía enviar la superintendencia de seguros que según nos había informado, el proyectado para el 2018 se iba a destinar 1500 millones que es el valor que se saca del cálculo 5×1000 de todas las pólizas de seguro de las compañías que tienen que hacer una contribución obligatoria pero lo que estimó el Ejecutivo nacional fue de 900 millones lo cual implica un recorte del 40%”.

Frente a este recorte del cual el Gobierno no dio explicación, se suma otra situación que afecta considerablemente a los 1000 cuarteles de bomberos del país y es que “hasta la fecha no se efectivizó el 90% del importe que hoy implica 1.065.000 pesos”.

“Los argumentos que nos dicen son siempre los mismo, que hay demora administrativa, que no se pudo terminar el trámite e incluso se intentó hacer una acción política de presentar una resolución por esta situación pero como fue presentado sobre tablas, la oposición no tenía los ⅔ para tratarlo”, puntualizó el referente de Bomberos Voluntarios.

Como forma de protesta, el domingo al mediodía en cada cuartel del país se llevó a cabo un sirenazo para visilizar la problemática que atraviesan los bomberos por las políticas de ajuste de Cambiemos.

Asimismo, Giovanettoni advirtió que el desfinanciamiento “genera un gran trastorno porque ese monto sirve para financiar el funcionamiento de los cuarteles” y remarcó que “a pesar de que puede haber muchos que tienen espalda para soportar la situación, hay muchos que no recibir este subsidio comenzará a afectar en el servicio que prestan”.

En la provincia de Buenos Aires, la situación afecta a 262 cuarteles, entre los cuales, “un gran porcentaje tiene cierto margen para recibir ese monto” pero aseveró que “no es que mañana deberían bajar sus persianas pero si para septiembre u octubre la situación sigue igual se va complicar dar el servicio”.

“El temor que tenemos es que esa plata ya no esté. Además, tenemos 140 millones remanentes de un excedente del año pasado que no fueron girados. Entonces, venimos con un coletazo del año anterior que nos hace desconfiar”, advirtió el referente del Consejo y subrayó la importancia de que “no se tratan de recursos propios de Nación sino que es un recurso afectado que surge de una contribución obligatoria de las aseguradoras, no nos lo pueden quitar”.

En tanto, los bomberos evaluarán como reforzar el reclamo ante la falta de respuesta del Gobierno de Cambiemos y no descartan una masiva movilización o un paro nacional.