Banfield: Cumplió 15 años y le prepararon una sorpresa respetando la distancia social

La cuarentena se vuelve tediosa a medida que pasan los días. A dos meses de que se decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio, las personas van encontrando formas de entretenerse, de sobrellevar la situación y hasta festejar sus cumpleaños a la distancia. Así le pasó a Katia que el miércoles cumplió 15 años y sus amigas más cercanas le prepararon una sorpresa respetando el distanciamiento y hasta bailó el vals con su abuelo, con distancia.

El video se volvió viral. El hecho ocurrió frente a una vivienda ubicada en la calle Cerros Colorados en Banfield Oeste. La mamá de Katia, Carolina Roblero contó a DiarioConurbano.com, cómo fue pensar un cumpleaños distinto y las distintas emociones que se atraviesan en este contexto.

“Con una mamá de una amiga de ella tuvimos la idea de que vengan algunos autos con algunas familias que estuvieran cercas y los abuelos que son mis viejos, y acordaron en encontrarse en la esquina de mi casa a una determinada hora, llegar con bocinazos y cantarle el feliz cumpleaños. Cumpliendo el distanciamiento, ahí iba a quedar. Las amigas le trajeron un regalo, le tiraron harina y la madre de una de las chicas se le ocurrió poner el vals y bailó con su abuelo respetando el distanciamiento social”, relató la mujer.

El acuerdo era simple, que vinieran algunas amigas y que desde la calle se le cantara el feliz cumpleaños.

Asimismo, señaló que para Katia “fue toda una sorpresa, no se esperaba nada”. “Desde las 12 de la noche que arrancó su cumpleaños, la empezaron a llamar, las amigas le organizaron un zoom sorpresa, son un grupo de amigas que varias cumplieron 15 en esta época y se dan sorpresas entre ellas, se mandan regalos, son muy unidas”, destacó Carolina.

En un contexto de encierro y pandemia, las emociones están a flor de piel y la imposibilidad de ver a los seres queridos se vuelve, algunos días, difícil de sobrellevar. “Todavía lloro con el cumpleaños que fue hace dos días, que tiene que ver con esta situación de encierro, de tener a tu familia y no poder abrazarlos. Lo que le decía es que esto es también un aprendizaje”, reflexionó la mamá de Katia.

“Vinieron sus amigas y ella me pregunto ¿las puedo abrazar’ y le dije que no. Eso es difícil, cuesta a veces”.

La familia de Katia no planeó el tradicional cumpleaños de 15, pero sí tenían pensado festejarlo de otra manera, con amigos, amigas y en familia. En este contexto, las amigas de Katia y su familia encontraron una forma de sobrellevar el aislamiento y festejar igual.