Avanza la creación de un espacio para la memoria en el Pozo de Banfield

Dirigentes políticos, de organizaciones sociales y funcionarios nacionales, provinciales y comunales se reunieron en el Palacio Municipal de Lomas de Zamora para avanzar en la puesta en funcionamiento de espacio para la memoria en el ex centro clandestino de detención.

Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos se reunieron este viernes en Lomas de Zamora con el objetivo de avanzar en el funcionamiento del espacio para la memoria, en el llamado Pozo de Banfield, donde se perpetraron hechos aberrantes en la última dictadura cívico militar. 
En el Salón Eva Perón del Municipio de Lomas de Zamora se reunieron diversas organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas y representantes de las secretaría de Derechos Humanos nacional, provincial y municipal; la Secretaría de DD.HH del PJ, a cargo de Alda Pedernera, la diputada nacional Victoria Montenegro, el diputado provincial Miguel Funes. 
También estuvieron la presidenta del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, Ana Tranfo, los concejales del FpV, Vanesa Lopez, Gabriel Giurliddo, Beto Solas y Julio Rivero, el secretario general de la CTA Lomas de Zamora, Pedro Ponce, y Juana Campero, de Hijos Zona Sur. 
El ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Banfield funcionó bajo la órbita de la Brigada de Investigaciones de Banfield, dependiente del Regimiento de Infantería Mecanizada 3 del Ejército, desde 1974 hasta al menos el mes de octubre de 1978, según testimonio de los sobrevivientes. 
De las 309 personas que fueron torturadas allí, 97 aún permanecen desaparecidas. Al menos 16 de ellas son mujeres que dieron a luz, ya que, como se supo gracias a los testimonios, en el lugar también funcionó una maternidad clandestina. 
Varios de los nietos recuperados por las Abuelas de Plaza de Mayo nacieron en dicho centro, y por allí también pasaron los estudiantes platenses que fueron secuestrados en el episodio que se conoció como "La noche de los lápices".