Aumentos en prepagas: Solo pueden concretarse si se le avisó 30 días antes al cliente

Luego de que el Gobierno autorizó a las empresas de medicina prepaga un aumento de hasta el 12%, el Presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUC) advirtió que los aumentos pueden concretarse si se le avisó 30 días antes al cliente. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Osvaldo Bassano, Presidente de ADDUC, explicó: “El aumento no alcanza con que se haya publicado. Si no que la medicina prepaga le tiene que comunicar a cada consumidor de manera individual cuando se realizará el aumento y cuanto será. Si no, no puede realizarse”. 

De acuerdo a lo establecido en la Resolución 459/2022, los prestadores de salud están autorizados a aumentar “hasta un 6% a partir del 1 de marzo del 2022 y hasta un 6% a partir del 1° de abril de 2022”. De esta manera, la actualización puede alcanzar el 12% en total.

Bassano comentó que esta medida entra en vigencia “si la medicina prepaga anunció fehaciente al usuario 30 días antes” del cobro de ese mes. De lo contrario, el usuario podría presentar una queja porque no estaría contemplado. 

En este sentido, el representante de ADDUC opinó que el aumento “repercute en los trabajadores” y que se debe tener en cuenta que “seis millones de usuarios son la cantidad de usuarios de medicina prepaga”, en su gran mayoría trabajadores debido a que son extensiones de la obra social que cocontrata con la medicina prepaga. 

“Si tenemos en cuenta que para el gas hay un aumento del 20 al 21%, en luz del 17 al 23%, los alquileres han aumentado por sobre el 50%, la escuela privada del 15%, si a eso le agregas el golpe de alimentos, diría que marzo tendrá un índice bastante alto”, aseveró. 

La Resolución declaró que todas las entidades que estén registradas podrán aplicar estos incrementos, los cuales serán “generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para el mes de enero 2022”. 

“Estos aumentos repercuten siempre a la clase media, media baja, el 60% de la población más o menos. A ese porcentaje va dirigido este golpe de servicios públicos y medicina prepaga”, agregó Bassano.