Alertan que se agudizaron las problemáticas que ya padecía IOMA y repercuten en los afiliados

Con el inicio de la pandemia y el aumento de los casos por coronavirus, la obra social IOMA incrementó las dificultades ya existentes en la atención de los afiliados y el acompañamiento virtual se volvió una traba en las autorizaciones de medicamentos. 

En diálogo con Nora Quercia, secretaria general de Ate Sur, señaló que “hay que hacer demasiados trámites para que autoricen los servicios” y que pronto realizarán una presentación por los faltantes de medicamentos oncológicos. 

Tardan mucho las autorizaciones sobre medicación oncológica y ciertos estudios. Hay diagnósticos pendientes que se deben realizar y muchos médicos ya no llegan a los bonos entonces hay que pagar algo más de lo que se paga”, afirmó a este medio. 

Si bien la obra social arrastra complicaciones previas y estructurales, se incrementaron las dificultades. Según lo relatado, hay una gran tardanza de autorización sobre estudios de distintos tipos, se da un rechazo constante de los estudios sin argumentación y los remedios oncológicos tardan mucho en ser entregados. 

“Esto causa mucha incertidumbre. Una vez que inicias un pedido, te dicen que falta algo y se vuelve engorroso en este contexto”, explicó la secretaria general de ATE.

Durante estos meses, IOMA había habilitado la atención online para hacer trámites pero muchos afiliados no tenían acceso a una computadora o a una buena conexión. Es por eso que la obra social abrió la atención presencial de 8 a 13 hs.

“IOMA ya funcionaba con déficit y cada vez te cubre menos. No ha cambiado nada, sino que se ha agudizado. Si antes no había presupuesto, ahora se profundizó y la pandemia lo agudizó todo”, alertó Quercia.

Con respecto a la atención médica, la Secretaria de ATE opinó que “es una gran problemática” debido a que “no hay muchos consultorios y médicos que atienden por IOMA”. “Los afiliados no tienen a donde ir, no tienen a dónde recurrir”, contó.

Desde ATE Sur esperan poder presentar una nota formal para IOMA por las tardanzas y retrocesos que tiene por el momento la obra social. En este sentido, Quercia explicó: “Reclamamos un presupuesto acorde a las necesidades de IOMA, muchas respuestas se basan en que no hay plata”.

Si bien tiene muchas deficiencias, IOMA logró que haya un servicio online de seguimientos periódicos con los pacientes positivos que se basa en una línea telefónica y de whatsapp. “Te atiende un médico y te sigue la recuperación.  Los hisopados los vienen cubriendo y con eso no tenemos muchas quejas porque es de primera necesidad”, argumentó.