Abogados bonaerenses advierten atrasos en causas y piden que la Justicia vuelva a funcionar

En el marco del Comité de Crisis de la Corte Suprema de Justicia bonaerense, el Colegio de Abogados Bonaerenses puso sobre la mesa de discusión la necesidad de que las Justicia vuelva a funcionar respetando las normas de seguridad sanitaria e higiene que se establecen a nivel nacional para evitar el contagio de coronavirus. Advierten sobre el atraso de casos importantes y exigieron la “reapertura paulatina de las jurisdicciones”.

El planteo que hicieron los abogados no fue recibido con gracia por el Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la Provincia de Buenos Aires, quienes advirtieron: “No podemos compartir que se pretenda promover una apertura total de actividades, cuando es sabido que los edificios, los insumos y los recursos tecnológicos con los que contamos no están preparados para esa pretensión”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el titular del Colegio de Abogados bonaerense, Mateo Laborde, explicó: “Lo que pedimos es que se respete a rajatabla lo que pide el Presidente que es el aislamiento, pero que haya trabajo por turnos con dotación mínima y que con el apoyo del teletrabajo y expedientes electrónicos, se devuelva el funcionamiento de las jurisdicciones dentro de sus posibilidades”.

“Pedimos la reapertura paulatina de las jurisdicciones para así dar respuesta a una gran cantidad de clientes que necesitan que sus expedientes se muevan”, subrayó.

Asimismo, indicó que en la reunión que se llevó adelante este lunes al mediodía se pidió “mayor firmeza de la Corte” para que propongan y pongan en marcha “un plan determinar con un objetivo claro, fechas, protocolos”. “Entendemos que el cambio de trabajo es con miras a todo el año, no solo hasta el 26 de abril. Sospechamos que las restricciones seguirán hasta después del invierno”, alertó.

“Lo que planteamos es no tenemos más tiempo ni margen, necesitamos una respuesta”

Ante esta situación, Laborde apuntó a la importancia de “planificar cuál es la mejor forma de dar un servicio de Justicia que es un servicio esencial” y reclamó: “Tenemos la obligación de cumplir con nuestros clientes y no podemos cumplir, además se suma la cuestión económica”. La mayoría de los abogados y abogadas independientes son monotributistas y la paralización de la economía, también los afecta.

“Cada uno en la reunión expuso su punto de vista. Creo que perfectamente se puede combinar y consensuar una solución. Nosotros hicimos un gran énfasis en el desacuerdo que nos produzco la resolución que saco la Corte extendiendo la resolución y de alguna manera no marcando con firmeza el rumbo hacia dónde vamos, fue una postura diferente a la que tomó la Procuración que tiene otro objetivo y evidentemente está en un plan diferente”, criticó el letrado.

En ese sentido, expuso que “solo las cuestiones urgentes, los demás expedientes están detenidos. Algunos juzgados están trabajando y despachan y sacan resoluciones”, por lo cual, exigió que “se reanuden los plazos para que anden los expedientes”.

“Todas las partes tienen que salir de su zona de confort para invertir en una solución consensuada”, sentenció.