A un mes, crece la preocupación por un hombre desaparecido en Banfield

A un mes de la desaparición de Leonardo Marcelo Waldszan, un hombre de 55 años de quien se desconoce su paradero desde el 29 de junio, la familia denunció que “no hay avances” o indicios de lo que le pudo haberle pasado. El hombre fue visto por última vez en Banfield.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Fabian, hermano de Leonardo, opinó: “Parece que se lo tragó la tierra porque no sabemos nada hace un mes. Cada vez estamos más angustiados y tenemos menos respuestas. No sabemos que más hacer para buscarlo”. 

Leonardo desapareció el 29 de junio último luego de haber sido internado por coronavirus. Se estima que él tenía que abrir su kiosco en Banfield y nunca lo hizo. Desde ese momento la familia lo comenzó a buscar y advirtió que fue la segunda vez que se fue de esta forma. 

“Según lo que nos dijeron el covid puede provocar cuadros amnésicos largos. Esto se comprobó y después de ser dado de alta tuvo un episodio previo en el que se perdió por unas horas pero esa vez se llevó el celular y cuando le preguntamos dónde estaba no se acordaba a donde había ido”, relató el hermano.

En este segundo episodio, la familia realizó una denuncia por averiguación de paradero y la UFI 6 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Gerardo Morohaz, solicitó las cámaras de la zona a la DDI. Por el momento, en los registros fílmicos no se encontró a Leonardo y eso generó más desesperación en los familiares. 

Además, se comunicó el ministerio de Seguridad nacional con la familia para registrar la denuncia en el Sistema Federal de Búsqueda de Personas (SIFEBU) y se amplíe la búsqueda a nivel nacional.

“No se lo ve en el ferrocarril ni en el monitoreo. Hace un mes pedimos otras cámaras de otras zonas pero todavía no las entregaron. No sabemos como seguir porque no hay rastros de Leo”, contó Fabian.

En este marco, la familia también comenzó a acercarse a los puntos de entrega de comida para personas en situación de calle, recorrió morgues, hospitales y lugares que Leonardo conocía. Sin embargo, por el momento no se obtuvo más pruebas que aporten sobre su paradero. 

En el momento de la desaparición llevaba puesta una campera gris, un buzo celeste, pantalones desgastados oscuros y zapatillas azules. Se estima que también cargaba algunas bolsas pero no tenía celular ni SUBE.

Quienes lo hayan visto o tengan información que pueda ayudar a encontrarlo deben comunicarse con el 134.