Docentes bonaerenses reiteraron pedido de paritarias pese al dictamen de la justicia

Los  gremios agrupados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) realizaron este martes por la tarde un “banderazo” en la Casa de la Provincia de Buenos Aires ubicada en Capital Federal tras movilizarse desde el Congreso de la Nación, al igual que en varias localidades del interior para exigir al gobierno de María Eugenia Vidal que convoque a paritarias, que mejore la oferta del 15% de aumento salarial y reiterar diversos pedidos horas después de que la justicia de La Plata dictaminase la activación de la “cláusula gatillo” para el sector desde julio. (FOTO: SUTEBA)

Dentro de los reclamos se incluyó también la ampliación del presupuesto destinado a infraestructura, la ocupación de cargos vacantes en la provincia y que solo en Lomas de Zamora ascienden a 1500, mejoras en las raciones que brinda el Servicio Alimentario Escolar (SAE) en las escuelas y aumento en la cantidad de cupos del mismo.

En diálogo con DiarioConurbano.com el Secretario General de la seccional Lomas de SUTEBA, Javier Perin, señaló que el en banderazo “se expusieron todas las problemáticas” a casi dos meses sin convocatoria para dialogar por parte de la gobernación bonaerense.

En este contexto, en horas de la tarde el Tribunal N°4 de La Plata dispuso la activación de la cláusula gatillo desde julio próximo para que, hasta lograr una negociación paritaria exitosa, los sueldos de los docentes de la provincia se actualicen de acuerdo al índice de Precios al Consumidor (IPC) que emite el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Consultado por cómo esto afecta al escenario, Perin aseguró que el dictamen de la justica “da la razón” a los docentes pero “no cambia mucho el panorama” porque “no resuelve la falta de convocatoria a paritarias por parte de la gobernadora y la falta de diálogo que tiene el gobierno de la provincia con los trabajadores de la educación”, así como tampoco es una solución al resto de reclamos.

“Lo que tiene que hacer Vidal, más allá de que la justicia se lo ordene, es sentarse a resolver las problemáticas que tiene su provincia” y este conflicto con el sector docente “es una problemática de la provincia de Buenos Aires”, que el mismo gobierno “con gestión, diálogo y acuerdo con los trabajadores debe tener la capacidad de resolver”, pero “no está demostrando capacidad ni voluntad” de hacerlo, sostuvo en ese sentido y deseó: “Esperemos que con el fallo judicial de una vuelta a esto y nos llame a negociación salarial”.

Por último, consideró que “todos los discursos que dio la gobernadora se cayeron” porque “no puede llamar a negociar a los trabajadores de la educación y ofrecer una pauta del 15 por ciento porque es inviable” y el hecho de pedir negociar con los chicos en las escuelas e incumplir responde a una “la falta de voluntad de diálogo por parte de la provincia”, ya que “hace mucho tiempo que se está en las escuelas como corresponde y no hay idea de un llamado”.