En el marco de la segunda ola de coronavirus, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires dispondrá cuatro hospitales de campaña en algunos distritos bonaerenses con el fin de ampliar el sistema sanitario y aliviar la ocupación de camas. El ministro de Salud, Daniel Gollan, señaló que estos lugares servirán para hacer “lo que se llama gestión de camas, por ejemplo, se puede sostener a un paciente que estaba bien y que comenzó a desaturar hasta que consigue su traslado”.

De esta manera, uno de los hospitales estará emplazado en el hotel del gremio docente, Suteba, en la ciudad de La Plata, mientras que los otros se ubicarán en los distritos de Pilar, Almirante Brown y Bahía Blanca.

Según consignó el medio Diputadosbsas, Gollán indicó que “hay infraestructura” para ampliar camas en los hospitales y sostuvo que se busca ampliar la capacidad en distintas ciudades para descongestionar “una demanda que muchas veces termina en La Plata”. Además, precisó que “ya cumplimos con la entrega de 250 camas”, las cuales estaban en desuso durante la caída de casos y “ahora lo vamos a expandir a 500 camas más”, agregó.

Respecto a cómo se prepara la provincia ante la escalada de casos, el titular de la cartera de Salud, dijo que “se trabaja sobre la hipótesis del peor escenario” para no llegar al colapso.

En torno al conflicto que el Gobierno bonaerense y nacional mantiene con la CABA, Gollan manifestó que “este es un principio que por ahí nos distingue de otra jurisdicción, nosotros no estamos viendo si la canchereamos hasta último momento”.

Por otro lado, existe una gran preocupación en la provincia por el aumento de contagios en jóvenes menores de 18 años como así también la cantidad de personas de entre 27 y 40 años entubadas por casos graves de coronavirus.

“Las personas jóvenes suelen permanecer más tiempo en las terapias intensivas, por lo que las camas permanecen ocupadas por más días, hay habitaciones y nuevos pisos llenos de personas con mascarilla y respirador”, aseguró el funcionario de Axel Kicillof.

De acuerdo a los datos brindados, las internaciones de menores de 18 años crecieron un 53% en abril, respecto de febrero, un 56% en personas de 18 a 39 años y un 44% entre quienes tienen 40 y 59 años.

En el caso de los mayores de 70 y 80 años, comienza a notarse el avance de la vacunación, ya que sólo aumentó un 27% y 26% más, respectivamente, la ocupación de camas en los nosocomios.

A más de una semana de haberse implementado las primeras medidas restrictivas para frenar la segunda ola de coronavirus, el Gobierno bonaerense celebró que “se empiezan a dar resultados” que se reflejaron en la desaceleración del ritmo de contagios.

Asimismo, en la Provincia comenzaron a disminuir las consultas en la línea 148, de atención y asesoramiento vinculados al Covid-19 como así también se redujo la demanda para realizarse hisopados