Carrió presentó su libro en Lomas y confió en “un milagro” para ganar

A dos semanas de las elecciones presidenciales, la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica-ARI presentó este viernes su libro “Vida” en un salón de fiestas ubicado en Matheu 370, Banfield. En la misma confió en que “puede haber un milagro” en las elecciones generales pero que para eso se necesita “la fe de ese 40 por ciento que quiere que gane Cambiemos”.

La jornada contó con la presencia del diputado nacional Héctor “Toty” Flores; Mariana Zuvic, parlamentaria del Mercosur y candidata a diputada nacional en CABA por Cambiemos; la diputada provincial de la 3ra Sección Electoral Gabriela Besana y de los concejales en Lomas de Zamora Jorge Villalba, Gustavo Ganchegui y Silvia Sierra.

Si bien la excusa fue traer su material al distrito, la charla derivó en un fuerte respaldo al presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal de cara a los comicios del próximo 27 de octubre.

Por eso, si bien comenzó hablando de su libro la legisladora de a poco se adentró en la arena electoral al indicar que “en tres semanas no sé si se puede resolver” el escenario adverso, aunque confió que es posible revertir el resultado de las PASO.

“Puede haber un milagro, pero para eso se necesita la fe de ese 40 por ciento que quiere que gane Cambiemos”, aseguró.

En esa línea consideró que “en el Conurbano hay miedo, no fe” y la forma de “convertir el miedo en fe y evitar que se vuelva a los brazos de los que los van a maltratar toda la vida, es la gran cuestión”.

Además pidió “fe y acompañamiento” a “una mujer extraordinaria que dio todo”, en franco apoyo a la gobernadora Vidal y alertó por “la puteada que voy a dar” si no se la vota.

“Ya estoy ajena al voto. A mí no me importa que me voten o no porque lo hago igual. No les bien a pedir el voto sino que trabajen por su dignidad y la de la provincia de Buenos Aires”, añadió en esa sintonía.

Por otra parte, tras el revés de las primarias y una campaña que se convirtió en una cuesta arriba sostuvo “gozo en la adversidad porque esta es la esencia de la vida”, aunque aseguró: “Les juro por Dios y por mi fe que la república está ganada”.

En tanto que ponderó su figura dentro del feminismo al tiempo que criticó al movimiento al  aseverar: “Más que orgullosa, estoy feliz de ser mujer. No es necesario sacarse la bombacha, perder el pudor, para ser feminista sino tener dignidad y plantarse”.

“Somos feminismo en actos, porque soy la primera mujer en Latinoamérica con un partido, que presidió las comisiones más importantes en la Cámara de Diputados, fui la primera candidata a presidente y me robaron, loca, gorda, sucia, lesbiana, heterosexual y decí que engordé, que si no hubiera sido puta”, enumeró con final jocoso.