Yasky: “En un momento, el asistencialismo social y la idea de rescatar pobres será imposible”

El diputado del Frente de Todos y secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, disertó sobre la Ley de “Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas”, que se trata en la Cámara baja, en un encuentro virtual y se mostró optimista sobre su aprobación. También, abarcó la coyuntura nacional, criticó con dureza al macrismo y resaltó las medidas implementadas por el gobierno de Alberto Fernández durante la pandemia.

Según el dirigente sindical, el “aporte solidario extraordinario de las grandes fortunas forma parte de la agenda discutida para la salida de la crisis que generó la pandemia”, la cual consignó que “empeoró todo” incluso disparando a la pobreza en el país al 40 por ciento. Yasky hizo estas declaraciones en el marco de un encuentro virtual organizado por la CTA de los Trabajadores de Lomas de Zamora.

“Es un momento difícil que venía complicándose por el efecto de cuatro años de un gobierno de ricos para ricos que generó crisis económica, desigualdad, pobreza creciente, el ingreso de los trabajadores tuvo un retroceso brutal y la desocupación generó un ejército que condicionó el accionar del sindicalismo”, observó.

Y sostuvo que pese a “esa Argentina antes de la pandemia” y los efectos generados por el COVID-19 en el país, “el Gobierno optó por preservar la vida y no dejarse llevar por la presión de los grupos económicos concentrados que querían aplicar el darwnismo social”.

En esa línea, destacó medidas como la implementación del ATP para las empresas y el IFE para los trabajadores autónomos de las categorías más bajas durante la cuarentena y la aplicación de la tarjeta AlimentAr antes de ella, así como también criticó a la oposición del saliente gobierno.

“Cuando empieza a alargarse el aislamiento comienza también a incubarse las condiciones de la crisis reflejada en los números de pobreza y fueron creciendo las presiones de la derecha y los grupos de poder para imponer una agenda de salida de la crisis a Alberto Fernández” por medio de la generación de eventos mediáticos “para hacer creer que el pueblo esta hastiado” e incluso “convertir a la protesta de la Policía Bonaerense en un acto sedicioso”, advirtió sobre lo que afirmó es “un caldo de cultivo para acortar la vida del gobierno o debilitarlo para las próximas elecciones”.

Sin embargo apreció que “el FdT no se dividió ante esas presiones y no hay desbande de los sectores populares, que siguen bancando el proyecto de Alberto Fernández” porque “un gran sector de la población sabe que hay que cuidar este gobierno”, señaló.

En contraposición a ese destino de desestabilización, Yasky indicó que la Ley de aportes extraordinarios que, aseguró, tiene “una adhesión importante de la población”, se perfila como “una medida para salir sin pasar por arriba a los que están bajo el agua” al igual que “la política social del gobierno, que está dirigida a garantizar el acceso al alimento entre los más pobres e hizo que las cifras de pobreza no fueran peores”.

Sobre el proyecto, el diputado nacional también expresó que “está planteado como un impuesto por única vez y de manera extraordinaria, pero los poseedores de las grandes fortunas están haciendo un lobby muy grande con todo Cambiemos, alineados en la defensa de éstas 7 mil y pico de personas”.

“Para ellos (los tenedores de las grandes fortunas) es un monto imperceptible, pero se oponen porque saben que esta discusión sienta precedente y genera debate sobre otros temas q no quieren q se traten como la reforma tributaria, la ley de entidades financieras, la reestructuración del sistema bancario, el control de la entrada y salida de capitales, y el control del comercio exterior. Por eso es la batalla que están dando en la Justicia”, aseveró.

Asimismo, admitió que si no se aprueba la ley será “difícil sostenerse con los limitados recursos del Estado” porque “va a llegar un momento en que el asistencialismo social y la idea de rescatar pobres sea imposible”.

Por último, se refirió con optimismo a la posibilidad de que la ley avance en la Cámara baja: “Necesitaríamos 12 votos más de los que reúne nuestro bloque, pero los tenemos, están” aseguró Yasky y reveló que los mismos “surgen de aportes de otros espacios que están en una zona gris y fluctúan, pero que nos permitieron aprobar algunas otras leyes aún con los votos en contra de Cambiemos”.

“Los votos estarían, pero tendríamos que tratar de caminar esquivando dificultades como la judicialización con la que amenazan y el no sesionar a distancia, por eso la pulseada es diaria”, puntualizó sobre el escenario Legislativo.

Fueron parte de la charla el secretario general de CTA de los Trabajadores de Lomas de Zamora y moderador del encuentro, Pablo Barroso; el titular de la seccional lomense de SUTEBA y coordinador, Javier Perín; la presidenta del Concejo Deliberante de Lomas, Marina Lesci; sus compañeros del bloque del Frente de Todos Graciela Chávez (presidenta), Adriana Grandoli, Amado Salinas, Lucas Modarelli y Ezequiel Carissimo, y representantes de diversos sindicatos como el de Trabajadores Municipales de Lomas de Zamora (Oscar Cantero), AJB Lomas (Jorge Osterwalder y Roberto Cristófano), FETIA/SUTNA (Adrián Tapari), CTA Lomas, SUTEBA y ATE, entre otros.