Villaronga celebró la unidad PJ y dijo que “hubiera sido peor una interna”

Villaronga DiscursoEl concejal electo por Unidad Ciudadana en Almirante Brown Ignacio Villaronga afirmó que si bien era “muy claro” que la mayoría del peronismo “estaba bregando por ésta unidad”, también “hubiera sido peor una interna”. En diálogo con DiarioConurbano.com el edil adelantó que comienza un “momento de reordenamiento” en el espacio, que a Cambiemos “se lo subestimó” y que la gestión del senador Pichetto para postergar la discusión por la reforma laboral “fue el puntapié inicial para la unidad”.

Tras varias semanas de negociaciones, el matancero Fernando Espinoza bajó su candidatura y Gustavo Menéndez, el jefe comunal de Merlo, será el presidente del PJ provincial acompañado por Fernando Gray, el intendente de Esteban Echeverría.

El concejal browniano Ignacio Villaronga celebró la unidad en diálogo con DiarioConurbano y la calificó como “una muy buena noticia” porque tanto Menéndez como Gray trabajarán “para que el peronismo en la provincia de Buenos Aires se vaya rearmando”.

Almirante Brown y otros municipios de la sección como Lomas de Zamora, fueron algunos de los que se metieron de lleno en la búsqueda de elecciones sin internas. “Siempre hicimos fuerza por la unidad”, indicó en ese sentido el edil, quien también sostuvo que en el distrito la lista local para el próximo 17 de diciembre “sigue la misma dinámica de apertura, de un abanico bien grande donde estén representados todos los sectores, que es la fórmula del triunfo y es la histórica del peronismo”.

En cuanto a la dilación de los tiempos para tomar esa decisión, Villaronga remarcó que “estaba muy claro que había un grupo mayoritario de intendentes con territorialidad y gente histórica que estaba bregando por ésta unidad”, pero también “a nadie le gusta que le toquen o le saquen nada” y afirmó: “peor hubiera sido una interna”.

Siempre queda gente lastimada en las internas y más en la provincia de Buenos Aires que es tan grande y con dirigentes tan importantes”, argumentó sobre la disputa que eludieron con la convergencia al tiempo que observó a éste momento del espacio como “un tiempo regenerativo, de volver a reconocerse y darse cuenta de que el enemigo es grande y es poderoso”, en referencia al gobierno nacional.

Asimismo, con la unidad como camino elegido y ante ese panorama, adelantó que en la provincia “empieza un proceso en el cual hay que visitar a un montón de compañeros que tienen mucho para aportar para sumarlos y discutir, pero siempre con las banderas históricas del arriba de la mesa, para que de esa forma el peronismo vuelva a ser protagonista principalmente en la provincia de Buenos Aires”.

Es que para Villaronga a Cambiemos “se lo subestimó en un primer momento”, pero ahora tiene “un poder que en democracia el peronismo nunca pudo tener, con medios de comunicación, justicia e intereses internacionales que están de un lado en contra de la mayoría social”.

Por eso, para el edil éste es un “momento de reordenamiento” donde “hubo una reacción rápida”, referencia al pedido de postergación del tratamiento en comisión de la reforma laboral por parte del jefe del bloque de senadores nacionales del PJ-FPV, Miguel Pichetto; lo que aseguró “fue el puntapié inicial para la unidad”.

Pero también consideró que para hacer completa a la unidad “la CGT tiene que empezar a estar a la altura de la circunstancias con sus discusiones” y “tiene que decidir quiénes son los representantes que quiere tener dentro del peronismo de la provincia”.