Urreli sobre el protocolo de seguridad: “Es necesario para el buen funcionamiento de las fuerzas”

Adrián Urreli, Diputado Provincial de Cambiemos por la Tercera Sección Electoral, opinó sobre el polémico protocolo de uso de arma de fuego publicado por el Ministerio de Seguridad nacional. En diálogo con DiarioConurbano.com, el Diputado aseguró: “Es necesario para el funcionamiento de las fuerzas de seguridad, para que podamos cuidar a los vecinos y cuidar también a los que cuidan a los vecinos”.

Publicado en el Boletín Oficial, la Resolución 956/2018 permite a los policías federales disparar, entre otras acciones, sin dar voz de alto. La resolución dictamina que los efectivos policiales podrán utilizar las armas de fuego “cuando sea estrictamente necesario, en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas y cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”.

En este sentido, Urreli explicó que en la Provincia de Buenos Aires “hay una ley desde 2006 que rige con similares características a las del protocolo lanzado por la Ministra de Seguridad”. “Las fuerzas de seguridad deberían actuar con un apego indiscutible a las leyes. Tienen que estar capacitados y si hay algunas situaciones que requieren el uso de una fuerza mayor, tiene que estar muy claro para enfrentar las situaciones más críticas”, afirmó el Diputado provincial.

La resolución fue publicada durante el G20 y establece cuatro oportunidades en las cuales podrán hacer uso de armas de fuego: En defensa propia o de otras personas; para impedir la comisión de un delito de gravedad; para proceder a la detención de quien represente un peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad; para impedir la fuga de quien represente ese peligro. 

Por su parte las organizaciones sociales apuntaron contra la resolución debido a la habilitación del uso de arma de fuego, la cual podría emplearse durante manifestaciones o incluso permitir el gatillo fácil.

Con respecto a esas críticas, Urreli manifestó: “Me parece que la discusión se está llevando ideológicamente a otro lugar. En ningún momento se habla de una licencia para matar. Es necesario que no se considere solamente los derechos de los victimarios, sino el de las víctimas también”.

También argumentó que “en los últimos años se dio vuelta la matriz y se puso en primerísimo lugar el derecho de los criminales y no tanto en las personas que son víctimas de los delitos”.

Además de la permisividad que establece la resolución para efectuar disparos, otro de los puntos más observados por las organizaciones sociales es el Artículo N°3. El mismo resuelve que se exceptúa intimar con la voz de alto cuando “dicha acción pueda suponer un riesgo de muerte o de lesiones graves a otras personas o cuando se pusiera indebidamente en peligro sus propias vidas o su integridad física”.

Asimismo, sobre la declaración de inconstitucionalidad expresada por el juez Roberto Gallardo ante el protocolo el legislador oficialista sostuvo que “sistemáticamente falla en contra de cualquier iniciativa, es una cuestion ideologica. En los ocho años que trabajé en la Ciudad siempre demostró una subjetividad absoluta”.