Cristina y un acto distinto en Arsenal: “Nosotros vinimos a construir y a movilizar”

Cfk Arsenal“Vengo ahora a sumarme a este espacio. Vengo a poner la cabeza, el cuerpo y el corazón”, anunció la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner este martes frente a un estadio de Arsenal colapsado por los más de 50 mil militantes y simpatizantes que acudieron a la cita pautada hace una semana. Muchas personas se debieron quedar en las adyacencias del estadio porque el Julio Humberto Grondona estaba colmado. Con un discurso atípico, con sabor a que duró poco pero con una contundencia respecto a las problemáticas sociales que está atravesando la sociedad, Cristina les habló a los presentes, a los dirigentes y a los ciudadanos que no apoyan al frente Unidad Ciudadana pero se han visto perjudicados por las políticas de Estado de Cambiemos.

La organización a cargo de las agrupaciones militantes no dio a abasto. Las tribunas repletas y el campo de juego colmado, provocó que tuvieran que trabar las puertas de ingresó con las mesas para amortiguar la avalancha de gente que no pudo ingresar al estadio pero igual quería hacerlo. Desde la primera hora de la mañana, comenzaron a llegar los micros que partieron desde distintos puntos de Buenos Aires, del interior del país hasta de Ushuaia. Alrededor de las 14 hs se canceló el ingreso de cualquier persona, como así también, el egreso de cualquier otro.

Al ritmo del rocanrol y con el místico JiJiJi, las banderas azul y blanca que llevó cada persona tiñeron el estadio y entre canción y canción, el público clamaba “Cristina Senadora”, “Cristina Presidenta”, “Vamos a volver”.

“No vengo a contarles nada que no sepan. Lo sufren en carne propia. Todos tienen un conocido que sufre en carne propia el fantasma del desempleo, de la precarización laboral, de los bajos salarios, de las tarifas de servicios impagables”, comenzó a recitar Cristina en un escenario chico, precario a la vista, y que la visualizaba pequeña ante un mar de gente.

A pesar de que muchos confiaban en que ese acto era el lanzamiento de su candidatura, la ex presidenta aclaró: “Yo quería que ustedes entendieran qué es esto de la Unidad Ciudadana. Muchas veces, cuando una ha participado en partidos políticos toda la vida, la propia endogamia de los partidos lleva a los dirigentes a creerse más importantes que la sociedad. Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo. Son los que sufren, los que necesitan, los comerciantes que tienen que levantar la persiana todos los días, los empresarios que tienen que dar trabajo. Esto es Unidad Ciudadana”.

Cfk Arsenal1A la mitad de su discurso, Cristina pidió tomarse una licencia y subió al escenario alrededor de 30 actores sociales, a damnificados por las decisiones políticas y económicas que ha tomado el Gobierno nacional como la quita de pensiones por discapacidad, el recorte en el presupuesto de Ciencia y Tecnología, la suba indiscriminado de las taridas, la suba de la canasta básica, la apertura de las importaciones, el no cumplimiento de la paritaria docente.

Presentó así, el caso de dos investigadoras que perdieron su beca, el caso de una mujer que tiene siete hijos y dejó de recibir una pensión; el caso de un matrimonio no vidente que dejó de percibir la prensión por discapacidad, la historia de una madre con un hijo electrodependiente que se vio imposibilita en pagar las facturas de luz y la historia de “Alejandro es de Ezeiza. Tenía una panadería moderna pero tuvo que vender sus máquinas para pagarle a sus empleados. Hoy sigue fabricando pero lo tiene que hacer artesanalmente”.

“Si la gente sigue recibiendo estas facturas de servicios, si los remedios siguen aumentando, ¿de qué 19 me están hablando? Yo quiero que lleguen los argentinos al 2019. De eso se trata. ¿Qué ganamos con la especulación?”, arremetió Cristina.

A diferencias de sus discursos que contienen cifras, datos precisos sobre la realidad y chicanas para la dirigencia política, esta vez Cristina apuntó a los ciudadanos que viven su cotidianeidad con dificultad debido a un Gobierno que les ha “desorganizado la vida”, por lo cual, instó a la necesidad de “ponerle un límite a este Gobierno para que pare el ajuste”.

“Vengo a sumarme a este espacio, porque esta tristeza que recorre a la sociedad me conmueve también; no me parece justo que estemos sufriendo, no me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así”, sentenció Cristina.