Tras quedar afuera de un acto del PJ, Paladino disparó munición gruesa contra Insaurralde

El dirigente peronista Pablo Paladino aseguró que su no invitación a la reinauguración de la sede lomense del Partido Justicialista responde a “las mezquindades y el negacionismo” del oficialismo local. En diálogo con DiarioConurbano.com también consideró que la ausencia de su espacio “es un error” que indefectiblemente “luego se traslada a la conducción territorial, a la construcción política”

Durante la reinauguración de la sede partidaria del PJ en Lomas de Zamora el actual y los últimos presidentes del partido hicieron un fuerte llamado a la unidad, pero no todos los espacios peronistas del distrito estuvieron presentes.

Es que, además del oficialismo, también asistieron referentes “díscolos” asociados con el macrismo como el mismo Osvaldo Mércuri y los concejales Sandra Ferreyra y Diego Cordera y por eso desde algunos sectores kirchneristas opuestos a la actual conducción pusieron el grito en el cielo porque ni siquiera les cursaron una invitación.

Uno de ellos, Pablo Paladino, aseguró que “es inentendible” el motivo de su ausencia obligada y que su falta de invitación que hubiera representado a otro espacio “es un error” que indefectiblemente “luego se traslada a la conducción territorial, a la construcción política”.

Asimismo, en diálogo con DiarioConurbano.com indicó que “fue interesante reivindicar y reconocer a aquellos que estuvieron” pero al fin de cuentas “Lomas de Zamora pierde un espacio por ese egoísmo, por cerrarse para adentro”, criticó.

“Hace 30 años que militamos en el peronismo y nadie nos va a sacar esa condición no invitándonos, lo que pasa es que no quieren escuchar y solo esperan y especulan con invitar a aquellos que están a favor exacerbando permanentemente la conducción política de Martín. Nosotros decimos que hay formas, metodologías y planificación política y territorial en las antípodas de lo que hace él”, observó Paladino en tanto.

En ese sentido, consideró que “tiene que haber grandeza y colaboración de todos para sacar al país de la crisis que se está viviendo” e, incluso, que desde la conducción debe existir “amplitud para convocar todos los espacios” en lugar de aplicar “la negación por la negación misma” del resto.

Y aseguró que “la segregación por sí misma, por creer que se conduce solo cerrándose hacia adentro, es un grave error y muestra cómo se conduce hoy en Lomas desde hace varios años”.

Lo más llamativo es que incluso el referente de Cuartel IX Juan María Viñales, quien desoyó el llamado a lista única que realizaron desde las cabezas del Frente de Todos y le compitió en una interna a Martín Insaurralde, tuvo una silla frente al escenario, algo que le fue esquivo a Paladino pese a dar un paso al costado con su candidatura.

En aquel entonces, el extitular de Fútbol para Todos se presentó a la Junta partidaria y aceptó la decisión política sin entrar en los recovecos de la judicialización tal como lo hizo el caudillo de las pintadas con el objetivo de “beneficiar y acompañar el acuerdo que hicieron los intendentes con la conducción” porque “se entendió que era lo mejor para el Frente”, explicó.

Más allá de este hecho, consideró que “no hay cuestiones personales” en su no invitación porque desde su espacio “se comparte la visión, la conducción y el proyecto de país” pero no en el municipio porque “creemos en otra ideología y en otra forma”.

En tanto, expresó que Insaurralde “tiene que ponerse a la altura y entender la necesidad de convocatoria de todos los sectores de la política para continuar en la construcción para sostener los gobiernos Nacional, provincial y local”.

“Las mezquindades y el negacionismo es contrario a la necesidad y la construcción que están mostrando Alberto (Fernández), Cristina (Fernández) y Axel (Kiciloff)”, aseveró.

Pero más allá del episodio reafirmó su alineamiento: “Hoy somos soldados del presidente, de Cristina y de Axel, vamos a seguir siéndolo” pero “la conducción tiene que tener una capacidad y amplitud para entender que hoy se necesita de todos los compañeros y todos los espacios”, concluyó Paladino.