Tenso cruce entre el oficialismo y Unidad Ciudadana por perdidos de informe

HcdLanus Areas2017Después de las elecciones, el Concejo Deliberante de Lanús volvió a sesionar en un clima de tensión debido a tres proyectos de pedido de informe que fueron enviados a archivo a pesar de que desde Unidad Ciudadana insistieron en que vuelvan a Comisión al advertir que no tenían la respuesta del Ejecutivo. También se aprobó por unanimidad una resolución para que el Ejecutivo fiscalice “de manera urgente” los geriátricos en el distrito.

Los tres pedidos fueron presentados el años pasado para que el Ejecutivo envíe un informe detallado de las acciones llevadas a cabo sobre el Operativo Frío, el Primer Hogar Municipal de Tránsito de Día y Noche y sobre la Escuela de Familia. Los expedientes se encontraban en la Comisión de Políticas Sociales y desde Unidad Ciudadana, el concejal Gustavo Magnaghi pidió que se leyera los informes que fueron enviados desde el Ejecutivo, ya que, “si se decide archivar es porque hay una respuesta” pero denunció que “fueron cajoneados”.

Al respecto, el presidente de la Comisión, el concejal oficialista Gustavo Álvarez, replicó que “los proyectos no fueron cajoneados sino que hubo una reunión con el secretario de Desarrollo Social, Emiliano Bursese, a la cual la oposición no se hizo presente y después de la reunión se envió por escrito lo que se charlado, se traspapeló pero está en la casa”.

Frente a la justificación del oficialismo, Magnaghi reprochó que “nadie trajo los informes escritos y deciden mandar a archivos proyectos que jamás fueron tratados”, a lo cual, la concejal de UC-PJ, Luciana Augustavicius, criticó que “en muchas ocasiones se acuerda de común acuerdo entre el oficialismo y la oposición hablar con el secretario a cargo y dar por contestado el expediente pero este caso no fue así” y advirtió que “ahora dice el concejal que se traspapeló el informe escrito, es información especial, dicen que el informe está anexado pero no está”.

Ante este panorama, el presidente del bloque UC-PJ, Héctor Montero, recriminó que “se cambió el horario de comisión el miércoles pasado en donde se mandó a archivo tres expedientes de la oposición” y denunció que “fue irregular como se llevó a cabo la comisión de Políticas Sociales”.

Acto seguido, el presidente del Concejo, Marcelo Rivas Miera, estalló contra el bloque kirchnerista y acusó a Montero de “hacer caso omiso de lo que se acuerda en Labor Parlamentaria” ya que no se había acordado que vuelva a comisión ninguno de los tres proyectos. “Si tiene que hacer una denuncia, hágala por mesa de entrada pero infórmele a sus concejales lo que acuerda en Labor”, disparó el titular del Cuerpo.

Lo cierto es que el concejal que pidió que vuelva a comisión los tres pedidos de informe fue el edil presidente de Unidad Ciudadana, Mariano García, que no está en el bloque con Montero. El pedido fue rechazado por la mayoría del oficialismo y del Frente Renovador.

Por otra parte, sí volvió a Comisión el pedido de que se declare la emergencia alimentaria en todo el distrito.

Por último, se aprobó por unanimidad la autorización para que el Ejecutivo “fiscalice de manera urgente todos los establecimientos geriátricos ubicados en Lanús”.