“Somos muchos detrás de la conducción de Cristina aunque pueden surgir otros liderazgos”

En un escenario político de reuniones, reclamos de los intendentes del PJ y candidatos caminando la campaña para el 2019, quien se destaca en Buenos Aires es el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien ha levantado la posta entre sus pares para encarar los reclamos hacia el Gobierno provincial y nacional. Al respecto, desde su entorno remarcar que su finalidad es lograr la unidad de los diferentes dirigentes del peronismo para el 2019 y evitan hablar de su posible (y pedida) candidatura a gobernador para el año que viene.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el presidente del Concejo Deliberante y dirigente del PJ lomense, Santiago “Beto” Carasatorre, planteó que Insaurralde “se está reuniendo con todos los dirigentes del peronismo para alcanzar una unidad para enfrentar el año que viene con un proyecto político que cambie esta situación que vive el país” y enfatizó que “es un dirigente reconocido por sus pares para llevar a cabo un programa para que este Gobierno se de cuenta que las cosas no están andando bien”.

En la última semana, el jefe comunal lomense mantuvo una reunión con el diputado nacional Agustín Rossi y potable candidato presidencial, además, mantendrá otro encuentro con Felipe Solá otro posible precandidato para enfrentarse en la interna peronista, a lo cual, Carasatorre subrayó que la intención de Insaurralde “es tratar de juntar a todos para que conformen una sola lista o se haga una gran PASO y se elija al candidato del PJ”.

Martín se reúne con todos, tiene una apertura de diálogo con todos los sectores y es lo que tienen que hacer los dirigentes peronistas a nivel provincial y nacional porque me parece que es momento de juntarse. Es lo que pide la sociedad y Martín es un dirigente que tiene esa capacidad de aglutinar”, subrayó.

A pesar de las cotidianas reuniones de los barones del Conurbano con los referentes nacionales, ninguno ha manifestado su apoyo a alguno de los posibles precandidatos, a lo cual, Carasatorre advirtió que “no hay un conductor a nivel nacional” y aclaró que “si hay alguien que se acerca un poco a esa conducción es Cristina Kirchner” pero manifestó que “no todos están encolumnados detrás de su figura”.

“Ella es al que tiene que decidir si quiere o no ser candidata, la realidad es que somos muchos detrás de la conducción de Cristina aunque pueden surgir otros liderazgos como los de Solá o Rossi, nosotros no descartamos a nadie”, remarcó.

En ese sentido, el titular del Cuerpo planteó la importancia de la unidad de los diferentes sectores peronistas al replicar que “es una responsabilidad de los dirigentes llegar a un acuerdo más allá de las diferencias porque es momento de dejar algunos egos personales de lado por tener una responsabilidad hacia la sociedad”y confió en que “los sectores del peronismo y kirchnerismo se van a terminar uniendo a través de unas PASO y de un consenso general”

Frente a los límites que ponen desde el Frente Renovador o del “peronismo dialoguista” de que la unidad no es posible con la ex mandataria, Carasatorre aseveró: “Nosotros decimos que Cristina es una importante dirigente que tiene un caudal de adhesiones en la gente que no tienen otros candidatos del PJ ni otros sectores de la oposición, ella decidirá si quiere o no ser candidata pero no podemos desestimar a nadie y menos a Cristina”.

Hasta el momento, la única certeza dentro el reacomodamiento del peronismo o del campo nacional y popular es que las diferencias se dirimirán en una gran interna, a lo cual, el dirigente peronista de Lomas sostuvo que “no hay que tenerle miedo a las internas si se acepta el precepto de que el que gana conduce y el que pierde acompaña”.

En esa línea, opinó sobre el pedido que realizaron varios intendentes peronistas de que uno de los precandidatos a gobernador sea Insaurralde pero reparó en que “todavía queda un año y medio para gestionar y tanto su gabinete como los que lo acompañamos, estamos abocados en eso” y apuntó: “Hoy tenemos que gestionar en un momento difícil, el año que viene será momento de hablar de candidaturas y ahora no podemos ocupar tiempo en candidaturas, Martín nos exige que resolvamos los problemas y él está abocado en eso”.