Sin presidencia de bloque, se enciende la interna kirchnerista en Lanús

Las elecciones generales de octubre no saldaron la interna kirchnerista en Lanús ni resolvieron la falta de conducción. Los distintos espacios dentro del Concejo Deliberante aún no definieron si trabajaran en un mismo bloque o sin seguirán divididos pero sí dejaron en claro que tendrán una unidad de acción contra el oficialismo. Desde la presidencia del Cuerpo, no obstante,  los “apuran” para que den una definición bajo el pretexto de tener que ordenar las oficinas de la casa.

 

Al momento de asumir los cinco concejales de Unidad Ciudadana, desde el espacio precisaron que iban a esperar hasta las elecciones del PJ local para definir la presidencia. Los comicios pasaron y ahora patearon la definición hasta el próximo martes cuando en la reunión de bloque discutan las autoridades del espacio y cómo trabajarán en el Concejo.

No obstante, según pudo saber DiarioConurbano.com, la posibilidad de una unidad de bloque está lejos de concretarse y cobra mucha fuerza la posibilidad de que haya tres bloques trabajando en interbloque.

Desde el sector que responden al presidente del PJ lanusense, Darío Díaz Pérez, exigen que el presidente de bloque sea Héctor Montero (hombre de confianza del ex intendente) al considerar que el hecho de que Díaz Pérez haya ratificado su presidencia en el Justicialismo local, lo posiciona en mejores condiciones para pedir la presidencia.

Además, minimizaron la idea que impulsa el sector cercano a Edgardo Depetri (apoyado por Nuevo Encuentro y La Cámpora) para que sea el presidente del espacio por haber sido el primer candidato a concejal. “Depetri no ganó las elecciones, si hubiera ido cualquier otro como primer candidato, se hubiera sacado el mismo porcentaje de votos”, arrojaron desde el dariísmo.

Hasta el momento, desde el Justicialismo, el kirchnerismo duro y desde Lanús tiene Futuro coincidieron en que “hay muchas chances de que haya tres bloques y se trabaje en interbloque”. Por un lado seguiría el bloque de UC-PJ bajo la presidencia de Montero que nuclea a los ediles Luciana Augustavicius y Jorge García; el otro bloque es el de UC que seguiría con la presidencia de Mariano García y nuclea a Gustavo Magnaghi y Mayra Daporta; y por otro lado un bloque presidido por Depetri junto a Leandro Dacusi y Natalia Gradaschi.

Tal división le permitiría al kirchnerismo tener mayor participación en Labor Parlamentaria que es donde se ultiman detalles a tratar en la sesión y ejercer un mayor poder a la hora de discutir con el oficialismo. Y aclararon que “la unidad de acción estará porque se comparen las mismas ideas”.

En tanto, el sector de Juntos por Lanús es el que impulsa la idea de dividir de tres al admitir que “la discusión de poder es terrible” y reclamaron que “a los militantes hay que demostrarles que están representados en el Concejo”.

Los militantes saben que no hay una conducción única, no nos podemos engañar y ser hipócritas. Cuando hay un ataque del exterior nos encolumnamos y vamos todos para el mismo lado pero cuando se trata de la discusión de poder es complicado y hay que aceptar que la interna no la va dirimir ninguna elección”, confesó un allegado al espacio a este medio.

Frente a la exigencia del dariísmo para pedir la presencia, desde Juntos por Lanús recordaron que fue Díaz Pérez quien mandó a romper el bloque a mitad de este año por las críticas de Julián Álvarez y advirtieron que el hecho de que haya ganado la presidencia del PJ “aún así haya ganado otro, ninguno está legitimado para conducir el peronismo local”.

Por último, la idea de que Depetri sea el presidente de un único bloque de UC y sea la figura de unidad de un kirchnerismo – peronismo dividido en cientos de pedazos y se perfile para el 2019, fue echada por tierra. Con fuertes críticas, fuentes cercanas a uno de los bloques señalaron que el ex diputado nacional “no se destaca por encima de ningún otro compañero que tenga voluntad de ser intendente en el 2019, hay compañeros que tienen más experiencia”.

Por el momento, la discusión parece tensarse y la única vía posible es la división parlamentaria pero la unidad de acción a la hora de votar, de trabajar y de enfrentar a Cambiemos.