Reconocen que en Lomas los comisarios se designan con acuerdo de la Municipalidad

Lo reveló Nicolás Ordaz, ex jefe de la Distrital Lomas Norte, quien declaró en el juicio oral y público que se les sigue a cinco ex policía de Ingeniero Budge por el armado de una causa trucha por narcotráfico y por tenencia de cocaína dentro de la comisaría. “En Budge no alcanzaba con lo que se hacía y tenía una baja estadística de operativos por droga”, dijo el jefe policial sobre el funcionamiento de la comisaría en 2013, cuando ocurrieron los hecho. No obstante, defendió el desempeño de los cinco ex policía imputados.

Un alto jefe de la Policía Bonaerense reconoció que en Lomas de Zamora “los comisarios se los designa sólo con el acuerdo de la Justicia y del Municipio”. Lo afirmó el ex jefe de la Distrital Lomas Norte, comisario mayor Nicolás Ordaz, en el marco del juicio oral y público que se lleva adelante en los Tribunales de Lomas a 5 ex policías de la Comisaría de Ingeniero Budge, acusados de armar una causa por narcotraficante y de tener cocaína dentro de la sede policial.

En una extensa y, por momentos confusa y contradictoria declaración, Ordaz sostuvo que “en tres oportunidades se pidió a la Municipalidad de Lomas el revelo del sub comisario Javie Ascasibar (titular del Comisaría de Budge  cuando ocurrieron las detenciones) pero ellos (por funcionarios municipales) no querían sacarlo”.

El jefe policial detalló que “los traslados de comisarios se hacen por el consenso de la propia Policía, el Municipio y funcionarios judiciales”. De esta manera, expuso en su declaración un funcionamiento habitual pero no reglamentado.

En esta línea, aclaró que el pedido de desplazamiento del subcomisario de Budge estaba fundamentado no sólo en los resultados de su trabajo sino también en un pedido del propio Ascasibar “por problemas personales”.

Ordaz defendió al subcomisario Ascasibar y a los cinco policías detenidos. “Eran muchachos trabajadores, muy operativos”, los definió. No obstante, no pudo explicar por qué decía eso si los meses antes del hecho – ocurrido en marzo de 2013 – había informado la “nula” actividad de la Comisaría de Budge y la necesidad de “pedir en forma urgente allanamiento por drogas” en esa zona.

Si bien Ordaz dijo que en su declaración ante el fiscal de Lomas Marcelo Domínguez no pudo contextualizar sus dichos – es más, dijo que intentó hace un extensión de su declaración y el funcionario no lo atendió -, reconoció que a principios de 2013 “en Budge no alcanzaba con lo que se hacía y tenía una baja estadística de operativos por droga”.

Sobre el hecho que se les imputado a los cinco policías – detenidos desde marzo del año pasado – dijo que el fiscal Marcelo Domínguez le aseguró que “esa causa era armada, que nos habían vendido pescado podrido”. Y añadió: “el fiscal me dijo que el hombre al que le habían allanado ya habían ido dos veces antes (los policías) a pedirle plata”.

Cuanto tanto los jueces como la fiscal y el defensor de los imputados le indicaron sus contradicciones con respecto a la declaración hecha en instrucción, Ordaz reconoció dubitativo: “algunas cosas que están ahí las dije, otras no. El error fue firmar (la declaración) sin leerla toda”.

Ordaz, en medio de su declaración, defendió el cuestionado allanamiento realizado por los policías de Budge. “Yo le dije al fiscal que no me parecía ´pescado podrido´. Era un lindo (sic) operativo, con mucha droga secuestrada”, argumentó.

En tanto, cuestionó al fiscal que instruyó la causa – situación que abona uno de los pilares de la estrategia defensista – al señalar que “hizo un reconocimiento de uno de los policías cuando estaba haciendo el allanamiento a la Comisaría de Budge”, situación que sería irregular de acreditarse.

El juicio oral y público es llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Lomas de Zamora. La fiscal de juicio es Marina Rocovich. El miércoles se escuchará el testimonio de uno de los imputados y luego se escucharán los alegatos de las partes.

Los ex policías que estarán sentados en el banquillo de los acusados son Damián Carrizo, Carlos Giménez, Alberto González, David Segovia, y Walter Giani. La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, titular de la UFI 21 de Lomas de Zamora.

Fuentes judiciales detallaron a DiarioConurbano.com que la acusación que pesa sobre los ex policías es “allanamiento ilegal, en concurso real con privación ilegítima de la libertad con abuso funcional, robo doblemente agravado, falso testimonio agravado, falsedad ideológica de documento público, y tenencia ilegal de estupefacientes”.

El 5 de marzo de 2013 el fiscal Marcelo Domínguez allanó la Comisaría de Ingeniero Budge, ubicada en el Puente La Noria, a raíz de una denuncia de un hombre que había sido detenido, falsamente acusado de tenencia de estupefacientes.

En la seccional policial hallaron envoltorios de cocaína que – se sospecha – luego eran utilizados en operativos  “truchos” para armar causas y detener a personas inocentes, con el fin de extorsionar posteriormente a sus familiares para otorgarles la libertad.

Por otra parte, cabe recordar que,  luego del hecho, hubo una manifestación y distintos reclamos de agrupaciones políticas y sociales y del Concejo Deliberante de Lomas para que el Gobierno bonaerense interviniera la cuestionada Comisaría de Budge. En este pedido también se daba cuenta de denuncias por malos tratos constantes a vecinos y pedidos de coimas para liberar a personas detenidas ilegalmente.