Reclaman “juicio y castigo” a los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda

A 12 años del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en la estación de Avellaneda por parte de la Policía Bonaerense, los familiares de las víctimas exigieron que la Justicia investigue a los responsables políticos de esos homicidios. “No queremos llegar a sufrir una situación como la de las Madres de Plaza Mayo que sigue pidiendo justicia tantos años después”, sostuvo Vanina Kosteki.

Vanina Kosteki, hermana de Maximiliano, asesinado por la Policía Bonaerense hace exactamente 12 años, criticó el accionar del juez Ariel Lijo, exigió que “tomen indagatoria a los responsables políticos” y acusó al gobierno de tener un “doble discurso” sobre los Derechos Humanos.

“Lamentablemente, a 12 años de los asesinatos seguimos pidiendo justicia y el juicio y castigo a los responsables políticos”, remarcó en declaraciones a Aire Nativo, que se emite por Radio eLe, FM 93.30.

Y en esa línea apuntó contra la tarea de Lijo: “Mientras no tome indagatoria a los responsables políticos todo va a segur igual. No queremos llegar a sufrir una situación como la de las Madres de Plaza Mayo que sigue pidiendo justicia tantos años después”.

En un 2002 turbulento marcado por la crisis de 2001, diversas organizaciones sociales quisieron manifestarse el 26 de junio sobre el Puente Pueyrredón, pero fueron fuertemente reprimidos por la policía bonaerense.

En medio de la respresión,  Maximiliano Kosteki y Darío Santillan resultaron muertos a manos de la unidad dirigida por el comisario Alfredo Franchiotti, en la estación de trenes de Avellaneda.

Finalmente, cuatro años más tarde, Franchiotti fue condenado junto con el cabo Alejandro Acosta.

Sin embargo, la hermana de Kosteki advirtió que “la sentencia no está firme”. Y agregó: “En tanto sigamos teniendo un gobierno que pone jueces a dedo y presenta un doble discurso sobre los Derechos Humanos, no vamos a tener justicia”.

“Maxi era un artista plástico de 20 años lleno de ilusiones, que decidió salir a luchar por los chicos a los que le brindaba todo lo que sabía. Lamentablemente su primera manifestación y fue también la última”, recordó.