Rechazo a la compensación al gas pese a la marcha atrás del gobierno

El Concejo Deliberante de Lomas de Zamora rechazó por unanimidad este miércoles la resolución que compensa a las distribuidoras de gas por el desfasaje en las tarifas generado por la inflación poco antes de que el Gobierno Nacional diera marcha atrás con parte de la misma. En la 13ra sesión ordinaria del año, los ediles también pidieron la suspensión de los aumentos tarifarios en este servicio.

Dos horas antes del anuncio por parte del Gobierno Nacional de retroceder en la decisión del pago de los 10 mil millones de pesos a las empresas de gas en concepto de resarcimiento por la escalada del dólar en 24 cuotas por parte de los usuarios, todo el HCD lomense se unió para pedir que se revoque la Resolución 20/2018 que establecía esto.

Si bien la comunicación elaborada por Unidad Ciudadana (UC) que estaba dirigida al presidente Mauricio Macri, al secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel; a la empresa Metrogas S.A. y al ENARGAS no llegó a cumplir su objetivo, para la presidenta de este bloque, Ana Tranfo, la misma sirve para “sentar una posición”.

“Se ve que pensaron un poco y dijeron ‘vamos para atrás’”, expresó en diálogo con DiarioConurbano.com sobre la medida que aseguró fue con el espíritu de “si pasa, pasa”, algo que indicó “lo dicen con tal desparpajo que ya da vergüenza”, al tiempo que sembró dudas sobre el futuro respecto al tema: “Ahora no sé con qué nos van a venir, porque por algún lado lo van a meter”.

“Nos hacen pagar retroactivamente un desfasaje del dólar que generaron ellos y eso produce una indignación enorme. Por suerte tenemos legislación, como es el Código Civil y la Constitución Nacional, que nos aplica al efecto de decir que es una deuda consagrada con abuso de derecho y como ciudadano uno se puede negar a pagarla”, observó sobre el escenario que se generó tras la dolarización de los costos y la política de no negociar con las empresas utilizada por el gobierno nacional.

Consultado por el tema, el edil del Frente Renovador-UNA Juan Castagnini calificó de “bizzarra” a la decisión aunque la celebró: “Bienvenida la marcha atrás porque era un tema que no tenía ni pies ni cabeza y era una desconexión total con la realidad que está viviendo la gente y la capacidad para afrontar éste tipo de cuestiones”.

“Más allá del impacto económico que reflejaba, hay que destacar lo inoportuno de la medida desde todo aspecto”, observó en ese sentido y sostuvo que la decisión gubernamental “da una sensación de desconexión entre las distintas áreas o de oportunismo”, aunque remarcó que la suba del 35% en la tarifa es “impagable”.

Por otra parte se refirió a los dichos del presidente Macri, quien en una entrevista radial en Olavarría durante la mañana de este miércoles afirmó que “la energía hay que pagarla. Aquello que te regalan, a la larga te va a costar más”.

“Me gustaría saber si tiene la misma opinión con respecto a los salarios, si considera que un 15 o 19 por ciento con aumento es lo que valdría el sueldo de un docente”.

A su vez, el jefe del bloque Cambiemos en el recinto lomense, Diego Cordera, aseveró que “el Gobierno Nacional consideró lo que pensamos la mayoría, que no se puede cobrar al consumidor algo que ya pagó y que no sabía de éste precio”.

“Es muy destacable lo que hizo el Gobierno sin la soberbia que antes había donde se tomaba una decisión sin que importara nada, recapacita cuando se toma una medida que no es la correcta y se corrigen los errores en función del bienestar del pueblo”, argumentó.

Asimismo, refirmó la frase presidencial sobre el valor de los servicios porque “durante muchos años con los subsidios hubo un desmanejo absoluto”, motivo por el cual Argentina “se quedó sin energía, sin combustible, sin gas, sin luz” y esto “no puede pasar en un país que quiere el progreso”.

La energía en el mundo tiene un precio, ese precio lo tenemos que pagar los que lo consumimos y cuando una persona de bajos recursos no puede hacerlo tiene que haber un subsidio orientado a esa persona y no al general de la población, porque muchas veces se veía que gente de clase alta estaba subsidiada y eso no corresponde a un país que quiere salir adelante”, puntualizó.

En esa línea, desde Cambiemos se opusieron al proyecto del FR-UNA que solicita la “inmediata suspensión del incremento de tarifas del servicio de gas natural domiciliario anunciado a partir del mes de octubre”, que estaba dirigido al ENARGAS y a la Secretaría de Energía, y que fue aprobado por mayoría.