Quilmes: El sector de Santilli confía en ganar la interna y le apunta a la gestión de Mayra Mendoza

La precandidata a segunda concejal de Juntos por el Cambio en Quilmes, Patricia Capparelli, se manifestó optimista de cara a las PASO y aseguró que “sin menospreciar a la otra lista” van a ganar la elección porque tienen “gestión para mostrar”. También apuntó contra la gestión local y sostuvo que “todo lo que se avanzó en la gestión de Martiniano Molina, se está retrocediendo”.

En comunicación con DiarioConurbano.com, la abogada y precandidata a concejala aseveró que es “un honor estar en el segundo lugar de la lista” porque es un voto de confianza en ella y afirmó que van a llevar adelante una gran elección el 12 de septiembre.

Aclaró que el radicalismo no es el enemigo, sino que es un simple adversario para las PASO, pero que el día posterior van a “estar sentados juntos con un solo adversario que es el oficialismo”. De cualquier manera, expresó: “Sin menospreciar a la otra lista, pienso que vamos a ganar la elección. A diferencia del otro sector, tenemos una gestión para mostrar teniendo en cuenta el gobierno actual de Quilmes donde hay una ausencia total del Estado”.

Unos días después del cierre de listas, la senadora provincial de JxC, Lorena Petrovich, dio a conocer un comunicado donde exponía que en la lista de Quilmes no había representantes del PRO. Si bien en su momento ningún referente del espacio se pronunció, Capparelli no quiso entrar en el tema, pero sí señaló que se sorprendió con la publicación: “De corazón me sentí sorprendida, dolorida y realmente decepcionada”.

Los principales temas de campaña tienen que ver con la inseguridad que “está muy candente”, la educación, la economía y los servicios públicos. “La situación de Quilmes es deplorable”. Los últimos dos años la precandidata estuvo “en el llano” recorriendo todos los barrios y acotó: “A veces la gente no te pide mucho, necesita que la escuches, que la guíes. Hay muchas preocupaciones y estamos ocupándonos de eso”. 

Se refirió a la gestión de la intendenta Mayra Mendoza, la cual definió como “no gestión”. En ese sentido, explicó: “La gente te habla de la ausencia del Estado. Cuando se acercan no los atienden. Si no son amigos o no pertenecen a La Cámpora, no reciben respuestas”.

“Por eso le pedimos a todos los electores que estas PASO nos voten, pero además después de las PASO también nos voten porque necesitamos tener mayor número de diputados nacionales, de diputados en la Cámara de Diputados de la provincia y mayor número de concejales en los distritos para ponerle un coto a esta legislación que quiere imponer el oficialismo”, alertó.

En esa línea, remarcó que si sigue habiendo mayoría en el HCD “pasa a ser una simple escribanía donde las decisiones se toman igual”. Así, sentenció: “Queremos ponerle coto a esta actitud autoritaria del gobierno nacional, provincial y municipal donde no hay posibilidad de diálogo. Capaz la gente no tiene idea de la trascendencia que tiene esta elección. Pero en caso de que ganen y tengan mayoría, que Dios nos proteja porque va a ser una situación difícil”.

 

Capparelli cuenta en su haber con un periodo de concejala durante los dos últimos años de intendencia de Francisco Gutiérrez e indicó que su gestión fue “muy mala”. “Cuando fue la gestión de Gutiérrez pensé que habíamos llegado a tocar fondo, pero viendo lo actual siempre se puede ir más abajo”, opinó. Luego de Gutiérrez, Quilmes fue gobernado cuatro años por Martiniano Molina y lo sucedió en 2019 Mayra Mendoza. 

 

La ex consejera escolar advirtió que durante la gestión de Molina se cometieron errores y que “lo bueno es mirar para atrás y ver cuáles fueron los errores para no volver a cometerlos”. “Hay que reconocer que todo lo que se avanzó en la gestión de Martiniano Molina, se está retrocediendo”, pero insiste en que al cocinero “le faltó tiempo para hacer todo lo que tenía en carpeta”. Por eso, insta a los vecinos quilmeños a dar un voto de confianza nuevamente a JxC.