Provincia busca que los municipios se hagan cargo de la infraestructura en las escuelas

En el marco de una emergencia edilicia en las escuelas que provocó la muerte de dos docentes en Moreno, la gobernadora María Eugenia Vidal impulsa un convenio entre la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense y el Municipio de Lanús, para que los Ejecutivos locales sean los que gestionen las obras y reparaciones en los establecimientos educativos. Desde la oposición y gremios estatales advierten que es el puntapié inicial para la municipalización de la educación como así también implica una quita de las facultades que tiene el Consejo Escolar.

El proyecto se encuentra en discusión en la Comisión de Educación en Lanús que preside la concejal de UC-FPV, Natalia Gradaschi. La gobernación apunta a que los municipios bonaerenses adhieran a este acuerdo que tiene como plazo mínimo dos años y con la posibilidad de prorrogarse dos años más si el Ejecutivo local no se opone.

El convenio, al cual tuvo acceso DiarioConurbano.com, plantea que “el Municipio se obliga a proporcionar los servicios de mantenimiento preventivo y correctivo sobre los establecimientos  educativos a efecto de conservarlos en óptimas condiciones de funcionamiento y habitabilidad” y detalla que al Ejecutivo local “le corresponde el mantenimiento del tipo correctivo, realización de las reparaciones que resulten necesarias para recuperar la funcionalidad y seguridad de edificios, instalaciones y equipos cuando y donde se produzcan averías u anomalías que las deterioren, disminuyan o afecten a su funcionamiento”, como por ejemplo: instalación de gas, eléctricas, sanitarias, cubiertas de techos, cerramientos verticales, medidas de seguridad e higiene, obras en general.

A su vez, el Municipio se encargará del “mantenimiento edilicio del tipo preventivo: comprobación, revisión, verificación, regulación, ajuste, puesta a punto y similares, a efectuar sobre los sistemas, equipos y componente” y proveerá “la mano de obra, materiales, supervisión y equipos para la Ejecución del mantenimiento” como así también “asesoría técnica necesaria para la realización de reformas y modificaciones”.

En tanto, en diálogo con este medio, el concejal de Cambiemos y miembro de la Comisión de Educación, Marcelo Villa, aseguró que “Provincia enviará los fondos para que el Municipio gestione la reparación y mantención de las escuelas”, no obstante, en ninguna parte del acuerdo se especifica el monto que enviará la DGCyE. Por el contrario, en la ordenanza se faculta al Ejecutivo a “realizar la afectación presupuestaria correspondiente” para cumplir con el acuerdo.

“El convenio es por dos años con la posibilidad de poder suspenderlo seis meses antes sin ningún tipo de conflicto. Esto beneficia totalmente a las escuelas, nos genera cercanía en el trabajo de reparación de los colegios, que antes teníamos que esperar la autorización de Provincia y hay que dar una respuesta rápida a los problemas”, argumentó el edil.

Lo cierto es que los Consejos Escolares tenían la facultad de relevar los problemas en las escuelas. En ese punto, Gradaschi advirtió que el convenio “va en el sentido de las políticas de ajuste de la gobernadora Vidal y de la decisión de no responsabilizarse en la tarea del Estado provincial de garantizar el derecho a la educación” y apuntó que “es un convenio inconstitucional porque la Constitución de la Provincia dice que es responsabilidad de la Gobernación garantizar la educación”.

Remarcó que “es un ajuste feroz sobre los Municipios porque la Provincia no va a transferir recursos” y recordó que con la eliminación del Fondo Sojero, “Lanús tendría que haber recibido 30 millones y no los va recibir, se le tira más responsabilidades a los Gobiernos municipales pero no más recursos”.

En contrapartida, Villa replicó que “la oposición no entendió la idea del convenio o quizás no se lo pudimos explicar bien cuáles son las políticas a llevar adelante” pero negó que “de ninguna manera es un vaciamiento del Consejo Escolar ni de suspensión” y aclaró que “para eso se debería hacer una reforma constitucional y no está en los planes bajo ningún punto de vista”.

Por el momento, el proyecto se sigue discutiendo en Comisión. El martes habrá una nueva reunión con los gremios estatales para explicar el acuerdo y desde el oficialismo confían en que sea aprobado en la próxima sesión. Hasta el momento, los bloques de Unidad Ciudadana se oponen rotundamente a que el Municipio tome la responsabilidad que le corresponde a Provincia de reparar las escuelas a través del relevamiento del Consejo Escolar.

Cabe recordar, que este acuerdo se enmarca en la municipalización del Servicio Alimentario Escolar, medida que también fue fuertemente criticada por la oposición y los gremios estatales ya que la entrega de mercadería a los comedores escolares era una tarea que llevaba a cabo el Consejo.