Presentan proyecto de salvataje económico para escuelas privadas bonaerenses

La oposición de Juntos por el Cambio presentó en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires un proyecto para ayudar a colegios privados con economías comprometidas, debido que registran una caída de la recaudación por la pandemia de coronavirus.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el legislador provincial de JxC y ex viceministro de Educación, Sergio Siciliano, enfatizó la necesidad de la ley al advertir que “no hubo ninguna medida para atender al sector y la crisis se está agravando todos los días en las escuelas”.

El espacio de Juntos por el Cambio presentó en la Legislatura bonaerense un proyecto que busca otorgar una subvención para las escuelas de gestión privada de la Provincia de Buenos Aires que registran moras en los pagos, las cuales superan en algunos casos el 70% de la matrícula.

Los diputados Sergio Siciliano y Maximiliano Abad fueron los autores del texto destinado a evitar el cierre de más de 6 mil establecimientos educativos y que se encuentra en pleno trabajo de comisión en la cámara baja. También fue presentado uno similar en el senado provincial.

“Es una ayuda extraordinaria y por eso se lo plantea como una ley, para que no salga del presupuesto educativo porque también entendemos que hay problemas en el sector estatal”, aseguró el legislador.

El expediente, además, busca sostener a un sector que quedó fuera del circuito de asistencia a las pequeñas y medianas empresas (ATP) porque “al no tener el mismo formato, las escuelas privadas no califican” y por eso “la ley busca adaptar esa ayuda y darles lo mismo que se le otorgó a las otras PyMEs”, explicó en esa sintonía.

Desde que comenzó la cuarentena y pese a la espera de una respuesta del Ejecutivo provincial “no hubo ninguna medida para atender al sector y la crisis se está agravando todos los días en las escuelas, por eso se están cerrando establecimientos educativos”, indicó Siciliano.

En esa línea, indicó que el problema es doble ya que además de la pérdida de fuentes de trabajo “cuando una escuela privada cierra es imposible que la matrícula sea absorbida por la educación estatal en lo inmediato, por lo cual esos chicos se quedarían sin escolarización o continuidad pedagógica si se los cambia de escuela”.

Sobre las características de las instituciones consideradas por el modelo sujeto a discusión, el exfuncionario provincial reveló que calificarán “las escuelas reconocidas oficialmente, estén supervisadas y atiendan a cierto sector de la población de clase media” luego de un informe de la Dirección General de Cultura y Educación provincial porque “no se busca socorrer a las escuelas de elite”.

Asimismo, señaló que a su momento “se revisará caso por caso” de cada solicitante con un informe preliminar de inspectores educativos aunque también soslayó la posibilidad de “al menos comenzar por los jardines de infantes” frente a la eventual imposibilidad de hacer una aplicación simultanea para todos los niveles en el caso de aprobarse en ambas cámaras.

El proyecto ingresado en Diputados propone una ayuda extraordinaria con el fin de evitar la interrupción del servicio educativo y establece que, a partir de la reglamentación de la ley, las instituciones educativas tendrán un plazo de 30 (treinta) días hábiles para solicitar el subsidio económico. Para ello deberán presentar la acreditación de la situación patrimonial, una declaración jurada de la tasa de morosidad y un informe de inspección educativa.

Pese a que recién está en instancia de comisión, Siciliano estimó que “alguna respuesta se va a tener que dar, saliendo la ley o generando algún proyecto del Ejecutivo” porque “el cierre de 200 establecimientos es una situación muy caótica para la provincia y si se tarda más, la situación va a ser peor y para más colegios”.