Pozo de Banfield: Abrieron a la comunidad el Espacio de Memoria

En una jornada histórica, es viernes se abrieron las puertas del Pozo de Banfield en el camino a reconfigurar este ex centro clandestino de Detención como un espacio de la Memoria y para la promoción de los derechos humanos. Con una gran concurrencia, la actividad estuvo cargada de emoción y marcada por el permanente pedido por la verdad y el reclamo de justicia.

 

“Soy Delia Cecilia Giovanolla y puedo decirlo porque sé quién soy. Es muy importante estar en este lugar donde sé que mi hijo y mi nuera han padecido, me emociona estar en este lugar de sufrimiento pero también de nacimiento y haber recuperado a mi nieto”, dijo al inicio una de las fundadoras de la Asociación Madres de Plaza de Mayo

 

El escenario se montó frente al edificio ubicado en Siciliano y Vernet, hasta donde se acercaron decenas de organizaciones sociales y gremiales que inundaron con banderas y carteles la zona que rodea a la construcción donde funcionó “una maternidad” durante el gobierno de facto, y  que luego fuera una dependencia de la Policía Bonaerense. Desde allí, Juana Eva Campero, integrante de H.I.J.O.S Lomas de Zamora, fue distribuyendo la palabra a los diversos oradores.

 

Después de varias manifestaciones e intervenciones artísticas, desde la Mesa de Trabajo por la Memoria, la Verdad y la Justicia señalaron que “la apertura es un  verdadero logró histórico del distrito, la Provincia y la Nación” y puso el foco en profundizar en la investigación de las caudas judiciales.

 

“Pedimos que se eleve a juicio oral la causa de este centro clandestino, donde hay 19 imputados que  continúen impunes, exigimos al Estado nacional y provincial que sostengan la política de derechos humanos en lo económico y en los discursivo. Nosotros nos comprometemos a qué este lugar que fue de oscuridad se transforme en un lugar de vida y esperanza”, expresó Noemí ‘Mimí’ Di Gianni, sobreviviente de este centro que formó parte del denominado “Circuito Camps”.

 

Por su parte, Pablo Díaz, quien también sobrevivió a este oscuro lugar tras llegar allí luego de ser detenido durante la Noche De los Lápices, destacó la participación de los jóvenes y consideró también que en ese espacio también quedó reflejada “parte de la lucha del movimiento estudiantil secundario de los años setenta”.

 

El momento formal se vivió cuando las concejales lomenses Daniela Vilar y Laura Berardo y Ana Tranfo presentaron las ordenanzas trabajadas desde hace 13 años en el distrito que apuntan a “construir un archivo histórico”sobre el tema.

“La apertura es lo que nos va a marcar que hacemos hacia adelante. En un contexto raro peor que lo estamos ligrando: este lugar lo construimos nosotros y estamos logrando que la Ley de Espacios para la Memoria se concrete”, expresó Berardo

 

En sintonía se expresó la secretaria de Derechos Humanos de la CTA provincial, Marta Reigada, quien resaltó en diálogo con DiarioConurbano.com  que la tarea como militantes  “es ponerle vida a a los espacios donde hubo muerte, tortura y horror”

 

“Poder relatar lo que fue este espacio hace que también, en la memoria colectiva, se pueda recuperar la memoria de los compañeros  detenidos y desaparecidos y que podamos seguir profundizando en los juicios que están pendientes (…) Encontrar acá a abuelas que saben que sus hijos nacieron en este espacio y que luego de tantas luchas lo pudieron conocer nos hizo temblar y pensar en la importancia de que haya un legado y que esto no vuelva a pasar”, manifestó.

Entre otros, en la actividad estuvieron presentes el titular de SUTEBA Lomas, Javier Perín, la concejal de Almirante Brown por Unidad Ciudadana,  María Rosa Martínez, y su par de Lomas, Ana Tranfo.

 

Romina Benegas