Por el aumento de la delincuencia, reunión clave entre Frederic, Berni y Kicillof

Tras los cortocircuitos entre ambos, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni, mantuvieron una reunión para continuar con la “coordinación y planificación de acciones conjuntas” entre ambos distritos, luego de la serie de cortocircuitos entre los dos antes y durante la cuarentena.

El encuentro se llevó a cabo con la presencia del gobernador Axel Kicillof y del secretario de Seguridad nacional, Eduardo Villalba.

Según informó la cartera nacional, el objetivo de la reunión fue “continuar con la coordinación y planificación de acciones conjuntas en el Gran Buenos Aires como parte de las políticas de cuidado a la población en el marco de la pandemia de coronavirus”, así como también para “desarrollar políticas específicas ante distintos problemas de seguridad”.

 

“Con el objetivo de darle mayor eficiencia a la presencia de fuerzas de seguridad, los funcionarios repasaron el diagrama de operativos de control y el redespliegue de las Fuerzas Federales en el territorio provincial”, añadió el comunicado oficial.

También estuvieron presentes el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco; y el subsecretario de Intervención Federal de la Nación, Luis Morales.

El pasado martes, Villalba había anticipado en Radio Rivadavia que Berni le había planteado la necesidad de “complementación de las fuerzas Federales para la cobertura de algunos distrito” ante hechos de inseguridad.

En tanto, este miércoles, el ministro de Seguridad bonaerense advirtió en AM 550 que hay “una enfermedad endémica que tiene la Provincia que es la inseguridad”.

“Todavía estamos lejos de su media habitual. Si bien hubo un descenso muy abrupto los primeros 30 días de la cuarentena, después comenzó a retomar su ritmo habitual”, señaló el integrante del Gabinete del gobernador Axel Kicillof.

La reunión se da luego del cruce que mantuvieron Berni y Frederic a comienzos de julio, cuando el funcionario provincial apareció en un operativo de la Policía Federal en Puente La Noria para cuestionar el modo en el que se había desplegado, algo que fue criticado por las autoridades nacionales.