Policías bonaerenses levantaron las protestas pero exigen que se conforme una mesa de diálogo

NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES SEPTIEMBRE 10: Policias de la provincia de Buenos Aires deliberan luego del mensaje del gobernador Axel Kicillof sobre la medidas sobre la situacion de la fuerza. foto NA: MARCELO CAPECE

Tras varios días de conflicto, el Gobierno provincial anunció mejoras salariales y condiciones laborales para los efectivos de la Policía Bonaerense y los uniformados bajaron las protestas y esperan que sean convocados a una mesa de diálogo junto al gobernador Axel Kicillof y su equipo.

“Se levantó el conflicto, lo que no quiere decir que todavía no haya malestar porque no era lo que se había peticionado”, aclaró Virginia Sosa, ex agente y una de las voceras de los uniformados, en diálogo con DiarioConurbano.com; y apuntó que “todavía no se sabe si va haber represarías legales hacia los policías, tampoco dijo el gobernador si va a haber una mesa de diálogo para que no se vuelva a suscitar un conflicto así”.

Advirtió, además, que “esto pasó porque no se supo dónde canalizar los reclamos y porque los jefes d conducción hicieron oídos sordos ante la problemática del personal” y aseveró que los efectivos “se cansaron de sufrir tantas amenazas y bastardeo”. “Se hizo un efecto dominó que desembocó en esto, no fue solo un grupo como se dijo, fue en toda la provincia de Buenos Aires”, replicó.

Respeto a los anuncios del Gobierno bonaerense para mejorar el salario y las condiciones laborales de la Policía Bonaerense, Sosa apuntó que “no se habló el tema de IOMA porque los efectivos quieren un cambio de la obra social, cada vez que van a una consulta deben pagar de sus bolsillos. Es uno de los tantos puntos” y consideró que “dentro de estos aumentos que anunció el gobernador, se terminó de la mejor manera posible, pacíficamente”.

“Ojalá esto sea un puntapié para que el día de mañana empiecen a tener vos los policías y poder participar como lo hace cualquier trabajar en una mesa de diálogo donde se discute el aumento de sueldo”, aseveró.

En ese sentido, manifestó que están a la espera de que se conforme una mesa de diálogo y sostuvo que lo que aconteció en los días previos “es un hecho histórico porque se está en democracia y es un deber de la democracia que le debe a estos trabajadores”.

En tanto, sobre el aumento salarial, Sosa lo puso en duda al remarcar que “los efectivos tienen que dovelar esfuerzos porque para llegar a 60 mil pesos, tienen que realizar las horas extrañas y seguir batallando para poder llegar a cumplimentar la canasta familiar”.

“Los efectivos están tristes porque no se escuchó el reclamo que estaban pidiendo, así que ahora esperemos que no se suscite un nuevo conflicto, por eso, lo mejor sería que de forma urgente convoquen a una mesa de diálogo”, concluyó.