En la última sesión especial que convocó el Concejo Deliberante, el Gobierno municipal intentó aprobar sobre tablas un llamado a licitación para que una empresa se encargue del cobro de deuda y mora que vecinos tienen con el Municipio en el pago de la Tasa de Seguridad, TSG y en derechos de construcción. Desde el Frente de Todos pidieron que el proyecto pase a comisión, aunque ya adelantaron que así el expediente “tiene que pasar a archivo”, mientras que el oficialismo le bajó el tono y replicó que es un sistema que se utiliza en los municipios de Lomas de Zamora y Avellaneda.

Según consta en el expediente, la empresa que gane la licitación deberá “gestionar la recuperación de obligaciones en mora con vencimientos producidos en ejercicios anteriores, no prescripta para las Tasas de Inspección de Seguridad e Higiene, TSG y recupero de obligaciones en mora con vencimientos producidos en ejercicios anteriores, no prescriptos o ejercicios corrientes para los derechos de construcción”.

La empresa deberá desarrollar un programa informático y una base de datos de morosos y deudores, para luego llevar a cabo el cobro de esa deuda a través de diferentes mecanismos, como un plan de pagos. También, podrán iniciar gestiones extrajudiciales, de acuerdo al caso y con previa autorización del Municipio.

“Implementación de un plan integral de acciones orientadas a una mejor recaudación municipal”, se apunta como uno de los objetivos en el expediente.

Desde la oposición, la presidenta de bloque del FdT-UC, Natalia Gradaschi, advirtió sobre la gravedad de ese llamado a licitación, ya que, representa la “privatización de la deuda municipal” de vecinos y vecinas y aseveró que “el único destino que tiene ese expediente es el archivo”.

“Bajo el título de ‘fortalecimiento del sistema tributario”, lo que representa ese proyecto es la privatización de la deuda que tienen vecinos con el Municipio y si en tal caso, el Ejecutivo reconoce que tiene una falencia en la recaudación, estamos dispuestos a sentarnos y pensar cómo fortalecer el sistema tributario, pero a partir del Estado municipal”, replicó la concejala en diálogo con DiarioConurbano.com.

Además, planteó que “la política que se tiene que llevar adelante son políticas beneficiosas para los vecinos” y aclaró: “Estamos dispuestos a pensar herramientas desde el Concejo, a hacer un puente entre el Municipio y las áreas del Gobierno nacional y provincial que tienen trabajos y profesionales que pueden aportar mucho a ayudar mucho a los gobiernos locales”; pero criticó que a Juntos por el Cambio “la primera estrategia que se les ocurre sea acudir a una empresa privada”.

“Es inadmisible que en este contexto de crisis que Cambiemos intente tirar las garras de una empresa los problemas de vecinos y vecinas”, sentenció.

En tanto, desde el oficialismo bajó el tono a las críticas de la oposición. En diálogo con DiarioConurbano.com, el concejal de Juntos por el Cambio Marcelo Villa explicó: “Es un llamado a licitación para que una empresa realice el monitoreo y cobranza de deudas que son de hace muchos años. Hay muchas obras en Lanús que no están declaradas, a partir de este llamado a licitación, lo que hacemos es que una empresa haya un relevamiento de estas obras que no figuran, por ejemplo, en donde si figura una casa y hay tres”.

Remarcó que el cobro es “de deudas que son viejas” y apuntó que para que el Municipio proceda a cobrarlas “se tiene que tener personal municipal aparte para eso”. “Esto es un expediente que beneficia al distrito porque se va a tener mayor capacidad de recaudación que permitirá realizar más obras”, aseguró.

Ante las críticas de la oposición, Villa sostuvo que “es difícil de entender su postura porque acá no hay anda inventando” y arremetió: “Las cosas se modifican, lo que nosotros intentamos hacer ya funciona en Avellaneda y en Lomas de Zamora, que yo sepa son intendentes del Frente de Todos, entonces ¿esos dos intendentes privatizaron el cobro de deuda en sus distritos?”

“Han perdido la coherencia y la política porque la única política que tienen es la vacunación y como les falta política salen disparados diciendo cosas que no son”, disparó.

El expediente fue girado a comisiones para comenzar a ser debatido esta semana. El oficialismo apela a consensuar “con los bloques proclives al diálogo” que han acompañado diversas medidas del Municipio como es el caso del bloque del FR, Kolina y FREJULA.

¿Qué dice el proyecto?

Según consta en el llamado a licitación que pudo acceder este medio, la empresa que gane la licitación deberá “proponer un Sistema Administrativo, que contemple una eficaz coordinación con la Subsecretaria de Ingresos Públicos sobre las distintas tareas de relevamiento, gestión en mora e información indispensable para poder cumplir correctamente los objetivos del presente pliego”.

Entre las obligaciones, la empresa deberá “confeccionar un relevamiento del total del universo de contribuyentes” que tenga mora y deuda municipal y “dicho relevamiento se reflejará en un padrón que contenga la totalidad de los sujetos imponibles en el partido”. Además, planificarán “un sistema de análisis de la información recabada en campo, que permita determinar en forma precisa las obligaciones fiscales de cada contribuyente, detectando el universo de hechos imponibles que se registren en el partido”.

La empresa prestaría deberá “lograr incrementos de la recaudación a través de la eficientización de la administración tributaria municipal”. Para ello, podrá implementar “de relevamientos y procesamientos de información a través de propuestas tecnológicas de organización” y para eso “deberá incluir la capacitación del personal municipal que se afecte a tal fin, procurando la actualización permanente del padrón de contribuyentes”.

También, tendrá que implementar “controles técnicos y administrativos de los circuitos operativos de las áreas relacionadas al proyecto”, llevar a cabo “nuevas técnicas de información y comunicación con el contribuyente” y estas tareas “se desarrollarán en las instalaciones de la municipalidad”.

La empresa deberá gestionar “el cobro de tasas, tributos o contribuciones devengadas y no percibidas que no hayan sido oportunamente pagadas por los contribuyentes deudores y morosos”.

Para el cobro de esa deuda, la empresa “deberá proponer y considerando utilizar los procedimientos menos gravosos y más eficaces una estrategia de invitación y/o notificación y/o intimación para requerir su presentación a la Municipalidad con el objeto de regularizar la situación”. Para eso, la prestataria tendrá que proponer “estrategias de recobro, segmentando la cartera de constituyentes a fin de establecer una estrategia para cada segmento”.

Además, podrán llevar a cabo “planes de pago en cuotas” como así también gestiones extrajudiciales “en nombre de la Municipalidad poniendo en conocimiento de los mimos el valor nominal de su deuda, las actualizaciones, recargos, intereses, multas y otros que pudieren corresponder, aconsejando el ahorro en a concepto de honorarios y costas y concurriendo a la Municipalidad para concertar por si los planes vigentes conformes a las ordenanzas aprobadas”.

En tanto, el Municipio podrá agregar otros impuestos municipales a cobrar por la empresa, si así lo cree necesario. El tiempo de contrato es de cuatro años con una prórroga de 2 años.