Provincia: Paro en línea de asistencia a víctimas de violencia de género

ateparo

Las trabajadoras de la lìnea 144 de asistencia a las vìctimas de violencia de género se encuentran de paro hasta que la Gobernación reincorpore a “las cinco compañeras que echó por haber participado de una medida de fuerza”. Además, denunciaron la falta de política de género en la Provincia y la intención de cambiar la lógica de la línea que es de asistencia y contención a las víctimas de violencia de género.

 

“Tenemos cinco compañera del equipo técnico que fueron despedidas con el argumento de haber participado de medidas de fuerza que organizamos en conjunto con el resto de trabajadores de la secretaría en reclamo de pase a planta permanente de los compañeros y la estatización del servicio de Línea 144”, señaló la delegada de Derechos Humanos de ATE, Cintia Nucifora, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Es que la Provincia desde  octubre de 2016 llevó a cabo un convenio para poner en funcionamiento la línea de atención a víctima de violencia de género, el cual es tomado por los trabajadores como una “implementación a través de la privatización” porque “las empleadas de atención telefónica son contratadas en carácter de empleadas de comercio y no se les reconoce su caracter de empleadas del Estado”. En tanto, “las coordinadoras de los turnos y las chicas de acompañamiento están contratadas bajo contrato autónomo que son las que fueron despedidas”.

Desde el gremio “intentaron establecer un canal de diálogo” para que se reincorpore a las trabajadoras, pero no hubo respuesta de la Provincia, por lo cual, las trabajadores se encuentran en un paro de actividades. No obstante, la línea 144 está en funcionamiento pero “atiende la línea a a nivel nacional” la cual presta atención “pero es limitado”.

“La verdad es que nosotras no queremos estar así. Citamos a las autoridades y no se hizo presente ninguna. No nos gusta estar en esta situación pero no podemos dejar a las compañera tirada porque son valiosas para el equipo, fueron seleccionadas por sus CV y trayectoria y el trabajo que ellas llevan adelante no se reemplaza fácilmente”, aseveró la delegada.

Dentro del área trabajan alrededor de 100 trabajadoras que tienen un contrato basura y su situación laboral es de precariedad. Esto trae como consecuencia que “muchas veces que no les paguen por la renovación del contrato”.

“Se las acusa a las compañeras de no tener compromiso con las tareas pero les quiero recordar a todos los que estuvieron a cargo, trabajaron muchos meses sin cobrar. trabajaron pidiendo plata prestada y no una vez,cada vez que se renueva los contratos. Entonces, compromiso le sobra a las compañeras”, arremetió Nucifora y remarcó que “la línea telefónica se mantiene con trabajo precarizado”.

Asimismo, las trabajadores de la línea 144 “no da abasto” para atender los llamados que ingresan de mujeres que se animan a contar que sufren violencia de género por lo cual “muchas llamadas se pierden”.

“Nuestro trabajo va desde las llamadas de emergencia que hay que ver qué instrumentos se requieren si llamar ambulancias, patrulleros o alguna otra conexión y después las llamadas de asesoramiento, consulta. Lo que tenemos que hacer es trabajar con las mujeres en principio para identificar qué tipo de violencia sufren, que tomen conciencia sobre esa violencia, evaluar el riesgo y determinar de qué situación hablamos y ver que medidas se toman. Es un trabajo que no tiene un límite de tiempo”, detalló la delegada .

Frente a la actitud de Provincia, la representante de ATE advirtió que “no solo buscan disciplinar a los trabajadores sino que quieren implementar un cambio de caracter porque les importa el número de atención, no les importa el contenido de la atención” y contó que “cada señalamiento que hacen a las trabajadoras es por el tiempo que se toman para hacer un registro o para ir al baño pero les interesa el tipo de atención. Buscan cronometrar las intervenciones y eso no se puede”.