Para la izquierda de Lanús, “la gestión de Grindetti profundizó el modelo macrista de desigualdad”

La primera candidata a concejal del Frente de Izquierda Unidad de Lanús, Sofía Salce, se mostró confiada en sostener en noviembre los buenos resultados obtenidos en las PASO y ratificar así a su espacio como “la tercera fuerza” a nivel nacional, provincial y local. Además, cargó contra la gestión de Néstor Grindetti. 

“En las PASO nos consolidamos como tercera fuerza a nivel nacional, provincial y local y creo que eso se logró porque fuimos los únicos que hablamos de la realidad que viven día a día los trabajadores”, señaló la joven ex consejera superior de la Universidad Nacional de Lanús (UNLA)

En medio de la campaña de cara a la próxima jornada electoral, Salce criticó duramente la gestión actual encabezada en su distrito por el intendente Néstor Grindetti. “La gestión de Grindetti profundizó el modelo macrista de desigualdad en Lanús”, aseguró.

En diálogo con DiarioConurbano.com, sostuvo que “mientras el intendente inauguró la el polo gastronómico en Lanusita, en Villa Caraza la gente no tiene agua potable”, en alusión a los graves problemas de infraestructura que padecerían muchos vecinos lanusenses en materia de servicios básicos.

En ese sentido, atribuyó al peronismo la responsabilidad compartida de “construír un municipio donde se profundizó la desigualdad y la pobreza”. “El peronismo de Lanús construyó un municipio donde se profundizó la desigualdad, la pobreza y donde durante décadas no ha dado respuestas a los problemas habitacionales que se viven”, sentenció.

Además, sobre la gestión del presidente Alberto Férnandez en materia económica durante la pandemia y advirtió que “el Gobierno asumió con un discurso, pero mostró otra cosa”. “Somos los únicos que tenemos propuestas para cambiar esa situación”, señaló en relación a la crisis que atraviesan los sectores más vulnerables de la sociedad.

Acerca de la derrota electoral del oficialismo durante las elecciones primarias de septiembre, consideró que “fue un mensaje del pueblo al Gobierno de que la estaba pasando muy mal, que había un ajuste en curso y que los sectores populares quedaron muy golpeados”.

En esa línea, se refirió al pago de la deuda con el FMI como uno de los puntos principales de campaña de su espacio a nivel nacional: “Pagar eso, afectaría día a día a nuestra salud, nuestra educación porque se la va llevar el FMI”.

“Hoy el Gobierno y la derecha les dicen que si al FMI, por más que en público digan que no les van a pagar, después terminan acordando a costa del pueblo”, criticó y añadió que “hoy el sueldo no alcanza, mientras tanto, el ministro Guzman profundiza el ajuste contra los trabajadores”.

Por último, planteó el problema de la crisis habitacional en la provincia de Buenos Aires como una de las principales problemáticas de los bonaerenses, aunque lamentó la falta de políticas para tratar el tema.

“No está en la agenda ni en las propuestas porque en concreto no hay planes de viviendas ni entregas de lotes”, advirtió y puntualizó sobre la toma de Guernica. “El Gobierno había acordado la entrega de viviendas, pero no la cumplió”.

Por LGO