Para Grindetti en la interna de Juntos se van “a dirimir cuestiones tácticas”.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, visitó este martes uno de los operativos integrales de salud y le bajó el tono a la interna dentro de Juntos tras la falta de acuerdo con el radicalismo. Apuntó que el eje de campaña de la coalición opositora tendrá que ver con la salud de los vecinos, la seguridad y el empleo.

Sobre esto último, cuestionó al gobierno y advirtió que “hay cada vez más problemas en la posibilidad de conseguir trabajo”. Además, confirmó que el reporte de casos diarios de coronavirus en el municipio está bajando semana a semana.

En el marco de la visita al operativo montado en la plazoleta ubicada en la intersección de las avenidas Remedios de Escalada y San Martín, Grindetti caminó y conversó con los trabajadores de cada posta: “Vinimos a ver cómo anda toda la gente que hace testeos. Además, no solamente estamos atendiendo el tema de COVID-19 sino que hay vacunación antigripal, zoonosis y desarrollo social. Nos ha ido muy bien y es muy integral”.

En diálogo con la prensa, el jefe comunal se refirió a los operativos y explicó que “son rotativos” porque se van trasladando día a día en diferentes puntos de Lanús. Destacó la caída de los casos de COVID-19 en el municipio y manifestó que “el bicho parece que está amainando y dejándose de jorobar un poco”. En ese sentido, aconsejó que “hay que tener cuidado y seguir usando el barbijo porque esto puede volver a crecer”.

En referencia al cierre de listas, el intendente lanusense afirmó que “siempre son semanas complicadas” y descartó la falta de unión: “Por suerte en Cambiemos hemos cerrado muy bien. Obviamente vamos a una interna, pero eso no es un problema, sino que es aprovechar como está organizado el sistema electoral argentino para dirimir cuestiones tácticas”.

“No tengo dudas de que con el radicalismo coincidimos en el mismo objetivo de país. Coincidimos en el andarivel de valores que nos llevan a ese camino”, remarcó Grindetti y aseveró que la relación dentro del PRO y con la Coalición Cívica está “muy fortalecida”. “Estamos muy bien con el equipo de Patricia Bullrich, con Jorge Macri y con Maricel Etchecoin”, enfatizó.

Los ejes de campaña de la gestión tienen que ver con la salud y la pandemia. Mencionó la falta de trabajo y advirtió: “El vecino está preocupado por el trabajo porque, entre el covid y las políticas económicas, está haciendo que cada vez estemos teniendo más problemas en la posibilidad de conseguir trabajo”. De cualquier manera, resaltó que lo que los caracteriza “es estar cerca de la gente y escucharla”.

También incluyó el tema de la seguridad porque “es también muy preocupante” y señaló a Diego Santilli como el nexo entre Provincia y el Congreso para trabajar esta problemática. “Tenemos una gran suerte porque Santilli tiene una gran empatía con el vecino y ha trabajado mucho en seguridad. Se volvió un especialista en ese tema, en la Ciudad hizo un desarrollo tecnológico y en términos de recursos humanos muy bueno en lo que es seguridad”.

En la recorrida acompañaron al intendente el secretario de Salud Gustavo Sieli, el diputado provincial Adrián Urreli y, quien encabeza la lista de precandidatos a concejal, Damián Sala.

El encuentro se desarrolló con normalidad, pero los gritos que provenían de un auto se hicieron escuchar. En el semáforo rojo, el conductor bajó la ventanilla y comenzó vociferar: “¡Separensee! Señor Grindetti no puede permitir esto, ¡estamos en pandemia! Sepárense que esto no terminó. ¡No entendieron nada! Los de salud, ¡hagan algo! Corranlos!”, insistía. Una vez que el semáforo se volvió verde, se perdieron los gritos en el tráfico.

El vecino hizo referencia a que no se estaban cumpliendo los protocolos de distanciamiento en el acto.

Por Agustina Sturla