Para el oficialismo de Lomas, “la cuarentena estricta tiene el objetivo de salvar más vidas”

El concejal del Frente de Todos en Lomas de Zamora Lucas Modarelli aseguró que el endurecimiento de las condiciones de aislamiento obligatorio “tiene el objetivo de salvar más vidas” y consideró que “desacelerar el crecimiento de casos reduciendo la circulación”.

En diálogo con DiarioConurbano.com el edil aseguró que el endurecimiento de la cuarentena “va a permitir desacelerar el crecimiento de casos reduciendo la circulación” y preparar al sistema sanitario ante posibles futuros casos, al tiempo que calificó como “más que positivo” a las medidas del Gobierno Nacional durante los más de 100 días que transcurren de aislamiento obligatorio, tanto en Salud como sociales y económicas.

“Con esta cuarentena más estricta se va a intentar detener el crecimiento de contagios que estamos teniendo en las zonas más densamente pobladas como el AMBA y por eso en los municipios donde estamos atravesándola seguro la gente la va a respetar porque entiende que es el remedio más efectivo”, apreció el edil oficialista.

En esa línea, señaló que “la situación en Argentina hoy no es tan grave como en el resto de países de la región porque hubo una decisión política por encima de la económica” porque “la prioridad es la salud y la salud es la vida”.

En Lomas de Zamora los trabajos continúan en el mismo sentido y por eso los diversos operativos integrales que realizan desde distintas áreas del municipio en La Cava, Fiorito, uno de los sectores del distrito donde había mayor circulación del virus; tendrán una réplica durante los próximos días en los barrios La Chanchería, 8 de Diciembre y Tongui, en busca de abordar todos los puntos en donde se presenten casos positivos.

Por eso Modarelli admitió que “es una pequeña victoria” el haber podido controlar el brote en La Cava, también recalcó que esto es el resultado de “una buena planificación estratégica que tiene el municipio en función de abordar barrios con una mayor densidad poblacional e idiosincrasia distinta a la de los lugares más cercanos al centro”.

Sin embargo, las tareas no terminan ahí, sino que tras la identificación de los casos y su aislamiento un equipo del municipio monitorea todos los positivos del distrito que cursan la enfermedad y a sus contactos estrechos para detectar de forma temprana la aparición de síntomas.

“Esta es una situación excepcional que requiere de un modelo y profesionalización de la gestión excepcional, por eso Martín Insaurralde insta todo el tiempo a todos a involucrarse y hace un trabajo muy minucioso con las diferentes acciones públicas que afronta el municipio”, destacó.

Sobre el jefe comunal, Modarelli consideró que la alta exposición de su caso “destaca que no hay nadie exento de contagiarse, le puede pasar a cualquiera que esté en la línea de frente trabajando a diario contra la pandemia” y eso “genera una mayor conciencia en todos”.

En tanto sobre las consecuencias de la pandemia en los barrio más populosos de Lomas, Modarelli sostuvo que “es muy triste la situación por la que se está atravesando ahí” porque, además de los problemas laborales de los vecinos y las carencias de sus familias “el andar con barbijos y la distancia, como peronistas, compañeros y referentes sociales estar lejos de los abrazos y el miedo con el que se está viviendo éstos días parece algo de película”.

“Tenemos que dejar de pensar en un futuro inexorablemente distópico y volver a imaginarnos que es posible construir un mundo mejor. Si no somos capaces de crear nuevas esperanzas, no va a haber contención que alcance”, advirtió.