Para De Gennaro “fue un acto de madurez” la unidad del FdT para rechazar el Código de Edificación

El concejal del Frente de Todos y dirigente de Unidad Popular, Víctor De Gennaro, destacó la unidad que se cristalizó para rechazar la modificación en el Código de Planeamiento Urbano y enfatizó que fue un “acto de madurez” por parte de la coalición opositora. Además, advirtió sobre las consecuencias negativas que traerá el nuevo código de edificación.

“Fue un acto de madurez. Fue una discusión si dábamos el debate o no lo dábamos y salimos a discutir con los vecinos a, legitimar esto”, rescató el edil en diálogo con DiarioConurbano.com sobre la decisión que tomó la oposición de no bajar el recinto.

Al respecto, marcó: “Por supuesto que ellos tienen 13 contra 11, pero esto merecía discutirse con la participación de los vecinos”. “Están desesperados. Es una huida hacia adelante para que no se discuta ni se debata”, apuntó.

“Hacemos un llamado a la reflexión porque Lanús es la ciudad más densamente poblada que tiene cada vez menos espacios verdes y ahora van a construir sin ningún tipo de control. Nosotros no nos quedamos con la plusvalía urbana, nosotros discutimos con la comunidad”, disparó.

En esa línea, aseveró que el oficialismo “está acostumbrado a un Concejo que es una escribanía de Grindetti”, pero remarcó: “Vamos a democratizar el HCD porque la diferencia que tenemos es de 2 mil votos y eso le duele a Grindetti y a su gestión que está en picada”. “Ha llegado el momento que tomemos la decisión de involucrarnos en asuntos políticos”, arremetió.

Ante la aprobación del proyecto por mayoría del oficialismo, el concejal del Frente de Todos: “Estábamos preocupados de que se viniera aprobar un proyecto de tanta trascendencia que va a marcar el futuro de Lanús, esto se merece un debate de fondo. Se lo hicimos sabes en la comisión ampliada y evidentemente el oficialismo no pudo contemplar esto y ratificaron que no había ningún estudio de impacto ambiental”.

“Está claro que Lanús es un dormitorio de las actividades de Capital Federal o una oportunidad de negocios inmobiliarios para el PRO”, disparó.

Asimismo, reclamó que el Código Urbano tiene que tener “consonancia con el futuro y los vecinos merecen una ciudad que recupere los barrios y que no sea solo un negocio para algunos” y concluyó: “Los concejales teníamos el valor de cambiar ese Código, pero no quisieron”.