Oyhamburú insiste: “Hay que eliminar el impuesto a las ganancias”

En el marco de roces con un grupo de concejales del Frente para la Victoria, el jefe del bloque de concejales del kirchnerismo en Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburú, ratificó su postura sobre el impuesto a las ganancias y justificó su asistencia a una reunión con diputados opositores. “El día que no esté conforme dentro de este espacio me tengo que ir, la lealtad obliga”, sostuvo sobre su pertenencia al FPV.

El presidente del bloque de concejales del Frente para la Victoria (FPV) en Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburú, aseguró que, más allá de los cuestionamientos internos por su participación en un acto de la oposición, todavía está “contenido” por el oficilismo, aunque resaltó que nadie lo va a “callar la boca” sobre sus críticas al impuesto a las ganancias.

 “Siempre sostuve y nadie me va a callar la boca en ningún ámbito sobre que un laburante que esté dentro de una convención colectiva deba pagar ganancias. Hay que eliminar el impuesto a las ganancias. Lo sostengo como gremialista y como peronista”, aseguró Oyhamburú en declaraciones a Aire Nativo, que se emite por Radio eLe, FM 93.30.

Tras los reproches de siete de sus pares, el jefe de bloque mantuvo su postura de separar su alineación política de su rol sindical, pese a que aseguró el haber entendido las quejas.

“Ellos tienen una mirada distinta a la mía. Soy dirigente sindical y secretario general de la CGT Regional Lomas desde 2008 y estuve presente en condición de tal. Represento a laburantes y le tengo que rendir cuentas a ellos. Por eso estuve presente en ese acto”, afirmó, en referencia al encuentro del que participó junto a diputados opositores en el Congreso de la Nación.

Oyhamburú añadió: “Yo no cuestioné a Amado Boudou, ni a Romina Picolotti, ni a Felisa Miceli. Dije, simplemente, como dirigente sindical que había que corregir algunas cuestiones, y lo voy a seguir sosteniendo porque no lo dije como una posición del bloque”.

Asimismo, subrayó que su pertenencia política continúa dentro del FPV y cerca de Martín Insaurralde, desmintiendo su paso al massismo.

“El día que no esté conforme dentro de este espacio me tengo que ir, la lealtad obliga. Y también obliga a no perder mis orígenes, que es sindical. Siempre me sentí contenido dentro del espacio, pero el día que no lo sienta más daré mis razones y me iré. Eso hoy no sucede”, consideró el concejal

“Le he comentado a todos mis pares que hay distintas cuestiones que tenemos que ir corrigiendo. Lógicamente que se lograron un montón de cosas, pero no todo es color de rosa”, finalizó el jefe de bloque del FPV de Lomas.