Mussi junto a Balladares: “El intendente es el ciudadano que tiene que caminar la calle”

En el marco del ciclo de charlas en la Universidad Nacional de Lanús, el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, disertó junto al director de Asuntos Políticos de jefatura de Gabinete, Agustín Balladares, sobre los desafíos de las gestiones locales y la emergencia sanitaria. También, abordaron la problemática de la inseguridad en los distritos y qué se puede hacer ante una situación y la importancia de que acompañe un Estado provincial y nacional, presentes.

Bajo el tópico “Gobiernos locales y emergencia sanitaria: experiencia de gestión en el conurbano”, ambos dirigentes peronistas debatieron sobre el rol de los Municipios como los Estados de proximidad al vecino y cómo se revalorizó le trabajo municipal en este contexto de pandemia. Del encuentro virtual, también, participó la rectora de la UNLa, Ana Jaramillo; el director de la tecnicatura en Gestión y Administración Universitaria, Esteban Pintos; y el director del departamento de Planificación y Políticas Públicas, Francisco Pestanha.

“La idea de estos encuentros tiene que ver con generar mecanismos para hacer converger estos esfuerzos que nacen de los vientres populares, del campo popular, pero que no convergen en el mismo lugar junto al trabajo enorme que hacen nuestras universidades”, valoró Balladares al inicio de la charla.

 

Especificó que el encuentro “está girando sobre el trabajo que hacen los Estados locales” y apuntó que “la pandemia puso en relieve muchísimas situaciones que no tenían el nivel de visibilidad que hoy tienen”. “Creemos que poco se discute de algo central y que se constituyó en relieve, que tiene que ver con el rol fundamental de los Estados municipales”, aseveró.

Destacó, asimismo, el rol de Mussi como un histórico intendente que supo “gestionar y llevar adelante un proyecto político evidentemente eficiente porque así se lo manifestaron en las elecciones, y que puede ayornarse con las demandas de los sectores sociales del Conurbano” y planteó que es “interesante la visión de comunidad organizada que tiene Mussi, un hombre que planifica y va a los cumpleaños de los vecinos y de las sociedades de fomento”.

A su turno, el intendente – reelegido por quinta vez – en Berazategui recordó por cada lugar de la gestión nacional y provincial por los que pasó y concluyó: “Estoy absolutamente convencido que lo mejor de la función pública es el Municipio. Estoy convencido. Es importante un presidente y un gobernador, pero para el ciudadano común, es importante su intendente y sobre todo que estén cerca suyo”.

Habló sobre la pandemia, a lo cual, manifestó que “es un hecho imprevisto desconocido que mantiene en vilo a la sociedad y a la dirigencia política”. “Desde el primer momento tuvimos la necesidad de hacer como lo hizo el Presidente, salir rápidamente a decirle a la gente primero la salud. Nos vimos obligados a hacer un montón de cosas que no lo teníamos pensado hacer”, aclaró.

“No estaba entre nosotros tomar otro tipo de decisión que tenía que ver con esto, que es ser un poco los bomberos de la salud”, expresó.

En ese sentido, reflexionó sobre el rol de los intendentes y detalló su decálogo de cómo ser un buen jefe comunal que entre sus puntos se encuentra “dedicarle todo el tiempo a servir a los vecinos, llevar una vida personal austera, manejar las finanzas municipales como si fueran propias, utilizar su vehículo personal porque la función del intendente tiene mucho que ver con la ética y el día a día”.

“Uno para gobernar necesita generar confianza de la gente, aunque parezca mentira, tanto como hacer una obra. Un intendente se tiene que comportar como un vecino más, no creer que hay problemas grandes o problemas chicos, todos son importantes. El cargo no puede cambiar a la persona. El intendente es el ciudadano que tiene que caminar la calle, entones, si queres ser intendente, báncatela”, sentenció.