Morell: “No hay espacio para el peronismo de derecha y liberal”

El subsecretario de Participación y Capacitación Popular en Lomas de Zamora y referente de Unidos y Organizados, Claudio Morell, analizó el primer año de gobierno del Frente de Todos en un contexto de crisis sanitaria y económica por la pandemia de coronavirus y valoró “se cambiaron paradigmas institucionales”. Ratificó la unidad del frente de cara a las próximas elecciones y confirmó que el su espacio buscará la reelección a concejal de Laura Berardo.

“Nos preparábamos para resolver la pandemia de Macri y arrancamos con la campaña Alimentar, armamos el Consejo Contra el Hambre en Lomas de Zamora, nos preparábamos para definir un programa, para repartir la tarjeta Alimentar y el 18 de marzo vino la pandemia de coronavirus y nos cambió todo”, reflexionó el funcionario municipal en diálogo con DiarioConurbano.com y analizó que “el balance es positivo en lo sanitario porque fue una decisión correcta del Gobierno de apostar a la vida y no a los negocios de los ricos”.

Indicó, además, que “en ese marco fue cuidar la salud, la economía de las mayorías, implementar políticas públicas, se cuidó la economía y la salud” y destacó que en el 2021 el Gobierno contará con un presupuesto propio ya que durante el 2020 mantuvo el del 2019.

“Cambiamos paradigmas institucionales, se hizo lo que se pudo en un contexto de pandemia. Tenemos presupuesto, pudimos aprobar el impuesto a la riqueza, entonces, el año de gestión es bueno por encima de la pandemia, tenemos un plan de obra pública propio, construimos el concepto de salud comunitaria, se triplicó todo el sistema de terapia intensiva, se reconstruyo lo que destruyó Maci y Vidal y lo más importante se luchó con conceptos que se instalaron como sentido, le ganamos la batalla política de instalar nuevamente el Ministerio de Salud y Trabajo”, puntualizó el referente kirchnerista.

Respecto al armado político del oficialismo en el primer año de gobierno, Morell consideró que “el Frente de Todos maduró en condiciones adversas en cuanto al proceso político, no es una cosa fortuita lo que pasó, pensado en acciones políticas que se dan en una normalidad tradicional y con problemas externos que hubo, dentro de todo, más allá de los matices y las diferencias, el frente se mantuvo homogéneo”.

Remarcó que el acto en La Plata con Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Axel Kicillof y Sergio Massa “ratifican la unidad y el compromiso de generar transformaciones sociales” y aclaró que “eso no significa que no haya luchas internas, matices, cada uno piensa su realidad desde donde la vé, pero se mantuvo la unidad”.

Asimismo, se mostró crítico ante la posibilidad de que se suspendan las PASO al calificarlo como “una locura” la idea que impulsaron los gobernadores y apuntó que “eso quita fortaleza al Frente de Todos que es su diversidad”. “A veces nos gustaría que todo fuera más ordenado, pero en el marco de todo lo que nos pasó, nos mantuvimos unidos y la oposición se partió. El problema de unidad lo tienen ellos, no nosotros”, aclaró

Para finalizar, Morell se refirió al armado local en Lomas de Zamora y evaluó que “el elemento principal es que se rompió la alianza entre Martín Insaurralde y Guillermo Viñuales, quien tenía una base ideológica diferente. Hubo un acuerdo de 12 años con Guillermo quien representa al peronismo liberal y ahora se fue del Frente de Todos y tiene vínculos con Cambiemos con un vecinalismo superficial, trucho”.

“Hubo un cambio entre los actores locales donde se ve más claro el acuerdo entre el peronismo, el massismo, el sector de Alberto y el sector kirchnerista porque en el Frente de Todos no hay espacio para el peronismo de derecha, liberal y de Duhalde”, sentenció.

Asimismo, apostó a pensar “cómo se afronta la construcción de la lista en el 2021, hay que repensar una alternativa política con actores más jóvenes que puedan interpelar a los vecinos”.