Mércuri: “Lomas está en condiciones de que vuelvan las reuniones sociales”

El presidente del bloque Cambiemos en Lomas de Zamora, Gabriel Mércuri, afirmó que el distrito “está en condiciones de que vuelvan las reuniones sociales” a partir del próximo 19 de octubre. En la última sesión  de Concejo Deliberante presentó un proyecto para establecer un protocolo para éstas que en los próximos días sería tratado en comisión.

Luego del anuncio del gobernador Kicillof de que se comenzará a realizar una “apertura gradual, condicionada e intermitente de ciertas actividades” en el conurbano bonaerense y que el presidente Fernández destacase la reducción de casos en el AMBA, la posibilidad de habilitar las reuniones sociales de hasta 10 personas en espacios públicos o privados al aire libre comienza a asomarse.

En medio de este contexto, el presidente del bloque Cambiemos en Lomas de Zamora, Gabriel Mércuri, afirmó que “Lomas está en condiciones de que vuelvan las reuniones sociales” desde el 19 de octubre, mientras aguarda que  en los próximos días sea tratado en comisión el proyecto para establecer un protocolo para las mismas que presentó en la última sesión de Concejo Deliberante junto con otro dirigido a la atención en bares y restaurantes.

“Hay que buscar la manera de que al aire libre se pueda minimizar el contagio y a la vez volvernos a relacionar de la manera más prolija posible”, admitió el presidente del bloque Cambiemos a DiarioConurbano.com y confesó preocupación porque “en muchos lugares no se usa el tapabocas como se debería”.

“Al estar descendiendo el nivel de contagios, la gente se reúne y cuando lo hace no es de la manera correcta”, aseguró Mércuri.

Por eso remarcó que “con un protocolo estricto” se deben “empezar a habilitar las reuniones sociales y, de a poco, ver la posibilidad de hacerlo en instituciones o salones que tengan espacios al aire libre y proyectar las reuniones de fin de año y las fiestas” para que haya “encuentros relajados pero cuidados”.

Su proyecto contempla que se confeccionen burbujas de hasta 10 personas del mismo grupo familiar con separación de 5 metros entre ellas en espacios al aire libre con mínimo de 200 metros cuadrados donde haya puntos de higienización y se aplique tanto un protocolo de distanciamiento social en los espacios compartidos como para el personal de servicio si fuese un lugar donde se brinde un servicio.

En ese sentido sostuvo que con burbujas de 10 personas como máximo “se va a lograr que la gente se empiece a cuidar, tome las medidas de seguridad necesaria y que la gente se reúna al aire libre”, lo que consideró es “la única posibilidad de reencuentro con cuidados”.

Por otra parte señaló la necesidad de “legislar hacia adelante, ganarle a la dinámica de las sociedades que hacen que las cosas funcionen de hecho” porque de otra forma “siempre se va desde atrás o imponiendo el miedo”.

Y pidió continuar con “el esfuerzo de las medidas sanitarias como el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de tapabocas”, cuidados que “deben seguir fomentándose para que la gente tome conciencia y no se relaje”.

“El virus existe, hace daño, le tocó a muchas personas que no la pasaron bien y a otras tantas que murieron. Por eso hay que cuidar las maneras, aplicar los protocolos y sobre todo enseñar, que es la mejor manera de tener conciencia de que hasta que no haya una vacuna definitiva no se va a poder volver a la normalidad de antes”, observó.