Martínez reafirmó la unidad del FdT y denunció el accionar de la Corte

La diputada nacional por el Frente de Todos María Rosa Martínez coincidió con el exministro de Defensa Agustín Rossi sobre la unión del bloque y aseguró que “ninguno quiere que el Frente se rompa” y manifestó su preocupación por la toma del Consejo de la Magistratura por parte de los miembros de la Corte Suprema de la Nación, a lo que calificó de “golpe institucional”. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, la legisladora oriunda de Almirante Brown, expresó que desde el Frente de Todos no apuntan a una ruptura, sino “todo lo contrario”. “Me parece que ha sido una opción sumamente importante a la hora de recuperar el gobierno pos Macri y poder tener un gobierno de nuestro ciclo. Sí creo que habría que trabajar mucho para tener las políticas públicas que esta etapa requiere”, analizó. 

En esta línea, observó que las políticas sociales y económicas que viene tomando el Gobierno “tienen que ver con los intereses del pueblo”, sin embargo, estimó que “no alcanzan” y citó a la vicepresidenta, Cristina Fernández: “Han convertido en botín de guerra el precio de los alimentos y el acceso a los alimentos”. 

“Tiene que haber movilización, acompañamiento y pedido de decisiones políticas que hagan que vivamos mejor. Hay que tomar decisiones que vayan en contra de la concentración y de la corporización de los precios y vamos a estar trabajando para eso”, afirmó. 

Por otro lado, se refirió a la ocupación del Consejo de la Magistratura por parte de los miembros de la Corte Suprema de la Nación, quedando a cargo de la presidencia por autoproclamación Horacio Rosatti, presidente de la Corte. “Va en contra de todos los principios de la República, es un golpe institucional de unas características tremendas” 

En este sentido, Martínez apuntó a que la medida responde a “intereses particulares” y resaltó que Rosatti había sido nombrado presidente de la Corte a través de un decreto de Mauricio Macri durante su presidencia. A su vez, destacó que fue una decisión “alentada por las derechas”. 

“De ninguna manera la Corte puede estar por encima del poder legislativo. No puede poner en vigencia una ley derogada y que además va en contra del mismo fallo de la corte, que dijo que el presidente que asumiera no iba a asumir hasta que estuviera el número total de miembros asignados que era de 20 y por lo tanto ni la cámara de senadores ni de diputados ha emitido sus representantes. Están violando todos los principios que ellos mismos determinaron”, denunció la legisladora. 

Al respecto, señaló que es “necesario avanzar en la reforma judicial democrática y feminista”. A su vez, marcó que como legisladores y ciudadanos “el deber es informar” lo que sucede. “En lo único que creo fuertemente es en la capacidad del pueblo organizado, sabiendo lo que está pasando y defendiendo nuestros derechos”.