María Rosa Martínez: “Garantizar la salud pública es una cuestión de derechos humanos”

La diputada del Frente de Todos y referente peronista de Almirante Brown, María Rosa Martínez, celebró que finalmente se de tratamiento al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo el jueves 10 de diciembre y confió en que estarán los números para conseguir la media sanción. También, destacó la integralidad del debate ya que se va a tratar el proyecto de los 1000 días.

“Los tiempos son tiempos largos porque el aborto es un tema histórico. Ya se van a cumplir 100 años desde que se incorporó el artículo al Código Penal, que es restrictivo porque está restringido a causales y desde el movimiento de mujeres hemos intentado y en los encuentros de mujeres nacionales hemos luchado para que el debate se dé”, expresó la legisladora en diálogo con DiarioConurbano.com.

Recodó, además, que “en 2018 estuvo la posibilidad de que sea Ley después de la media sanción, hubo muchas opiniones y conversatorios” y valoro que “eso sirvió para sacar el tema de la oscuridad que es un tema que existe”.

También, indicó que a partir del debate de hace dos años “se di a conocer el trabajo de las socorristas, el trabajo en red de los profesionales” y sostuvo que “los tiempos están bien y es oportuna la Ley”.

“En este período de pandemia exacerbamos los cuidados, esto forma parte de una política de derechos y salud pública. Más allá de opiniones que son cerradas y centradas en la opinión de cada uno, en realidad la interrupción del embarazo ocurre y las que más padecen son las mujeres de sectores populares que no pueden acceder al sistema privado”, aseveró Martínez y aclaró que “el aborto es una cuestión de derechos humanos y garantizar la salud pública es una cuestión de derechos humanos”.

Asimismo, destacó que junto al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo se trate el proyecto de los 1000 días que “incluye una atención a las personas gestantes, atiende la trombofilia que no está legislado y con ese proyecto se acompaña a quienes decidan tener a sus hijos, lo puedan hacer con la tranquilidad de tener cobertura de salud y que el arranque de vida sea con derechos” y remarcó que “las que no decidan serlo, puedan decidir. Es un avance importante y de ninguna manera obliga a ninguna cosa”.

De cara al debate en el recinto, la diputada reflexionó: “Las mujeres volvemos a ser sujetas con autonomía, con derecho y autonomía, que a veces parece que se olvidas, porque se habla mucho de igualdad cuando llegan situaciones como estas aún existen ciertas posturas radicalizadas y esto es un hecho de justicia social”.

Por último, Martínez confió en que “están los números” para lograr la media sanción y celebró que “es trascendente que haya enviado los dos proyectos el Ejecutivo, es inédito en América Latina, que el Gobierno se haya comprometido hasta ese punto, y se haya recuperado lo mejor de los proyectos presentados hasta el momento”.