“Los grandes cuadros técnicos tienen la obligación de militar en el territorio”

Con estas palabras, el secretario de Justicia de la Nación cerró el encuentro de lanzamiento del Programa de Formación de Dirigentes en Gestión Pública y Social, que se desarrolló en la Universidad Nacional de Lanús. La apertura estuvo a cargo de la rectora Ana Jaramillo. La jornada fue seguida por teleconferencias desde otras universidades.

La Universidad Nacional de Lanús (UNLa) fue sede este sábado del lanzamiento del Programa de Formación de Dirigentes en Gestión Pública y Social, con una clase inaugural a cargo de la rectora Ana Jaramillo. El cierre estuvo a cargo del secretario de Justicia de la Nación  y vicepresidente del Partido Justicialista local, Julián Álvarez.

Durante la jornada, que fue seguida por teleconferencia desde otras seis universidades nacionales, se remarcó el objetivo del curso: formar dirigentes preparados para la gestión, para analizar y resolver problemas de la comunidad, buscar alternativas de solución y emprender líneas de acción transformadoras en interacción con otros actores de la comunidad.

En la charla de cierre, Álvarez, señaló las diferencias que dividieron al país “en la historia nacional siempre se quiso dividir lo técnico de lo político, lo práctico de lo teórico, la Civilización o Barbarie. La Civilización era el saber, la técnica; la Barbarie la política, personificada en Facundo Quiroga, según Sarmiento y sostenida por varias generaciones de políticos”.

Sobre este eje remarcó que “hoy hay que romper con ese paradigma, que dice que uno puede ser un cuadro técnico o un cuadro político. Los grandes cuadros técnicos tienen la obligación de militar en el territorio y trabajar en el barrio, y los militantes territoriales están obligados de formarse y capacitarse.

Álvarez, le planteo a los presentes y a los que seguían la disertación por teleconferencia que  “como dirigentes nos tenemos que preguntar cómo hacemos para garantizar la continuidad de las políticas que se fueron generando en estos últimos 11 años. La sociedad está despertando, pero todavía nos falta mucho para que los logros sean consolidados”.