Lomas: Los hijos de Silvia Vilta expusieron su angustiosa detención ilegal

HCD Lomas Hijos Silvia Vilta Blur

Francisco y Juan, de 17 y 15 años e hijos de la dirigente sindical y política de Lomas de Zamora, Silvia Vilta; se presentaron junto a su hermana Ayelén en la primera sesión ordinaria del HCD local para detallar como fue su detención sin motivo por parte de efectivos de la comisaría 5ta de Lanús, quienes “todo el tiempo crearon un clima de miedo”, reveló el mayor. Durante la extensa jornada también estuvieron presentes Guillermo y Gerónimo Cabrera, creadores de la iniciativa “Te doy una mano” que fue declarada “de interés municipal”.

Los hijos de la dirigente sindical se hicieron presentes en la sesión para formar parte de un proyecto de comunicación dirigido a repudiar los hechos de “abuso y violencia institucional” sufrido por ellos a principio de mes y Gonzalo Sala, el joven herido de un balazo por la espalda disparado por gendarmes que lo persiguieron varias cuadras porque evitó un control vehicular a fines de marzo pasado. El mismo estuvo formulado por los concejales de Unidad Ciudadana-FPV Daniela Vilar, Álvaro Llambi y Laura Berardo en conjunto.

Francisco y Juan volvían a su casa en un interno de la línea 31 el miércoles 4 cerca del mediodía tras salir de la escuela y luego de que al mayor de ellos le robasen su teléfono, cuando efectivos de la Comisaría de Villa Diamante los bajó de la unidad solo a ellos por un supuesto control policial.

Sin darles explicaciones, fueron detenidos en Carlos Pellegrini al 2000, Villa Diamante, donde comenzó su calvario hasta altas horas de la noche, momento en que tras una extensa búsqueda e ingeniárselas para comunicarse con su familia, fueron retirados por su madre.

Nos tuvieron media hora contra el patrullero, nos insultaron, todo el tiempo se hacían los graciosos, nos patearon los tobillos muchas veces y no nos dejaban levantar la vista”, relató Francisco sobre los instantes entre que los bajaron del colectivo, recibieron además golpes en el estómago por preguntar sobre su detención y los trasladaron a la dependencia policial en el móvil, donde su hermano logró enviarle un mensaje a su madre con el celular que se había escondido.

Cuando estábamos en el patrullero él le mandó un mensaje a mamá diciéndole que nos llevaban a la Quinta de Lanús, lo que sabíamos porque le habíamos preguntado al oficial, y en el colectivo también nos vio un vecino que le avisó a mi vieja que nos habían bajado”, agregó sobre el trayecto donde aseguró que todo el tiempo los maltrataron verbalmente y se creó “un clima de miedo”.

Una vez en la comisaría, señaló que los llevaron a un cuarto del fondo donde no había dónde sentarse, había herramientas por todos lados, escaleras tiradas en el piso y frente a ellos “unos hombres trabajando”, describió sobre el lugar donde estuvieron “una hora ahí sentados en el piso sin saber nada” hasta que llegó un oficial, les quitó el teléfono y luego les permitió hablar con su madre para que los retire.

“Parece que por hablar y preguntar qué está pasando me merezco que me peguen, supongo”, culminó Francisco, al tiempo que su hermana confesó que fue “desesperante” la búsqueda de los jóvenes.

HCD Lomas Geronimo Cabrera TeDoyUnaManoAyelén, en tanto, indicó que cuando los liberan los ve golpeados y comentan los maltratos sufridos. “En el acta la oficial puso que mis hermanos habían llegado en buenas condiciones de salud y de higiene, pero estaban todo golpeados y fue ahí donde se solicitó el médico forense” pero cuando retornaron “había una causa hecha por resistencia a la autoridad contra ellos y la amenaza era que si no se firmaba eso no se iba a poder tener a los chicos en casa”, explicó en tanto sobre el abuso de autoridad del que también fueron víctimas.

Estamos con un nivel de brutalidad policial y de las fuerzas de seguridad que hace muchos años no veíamos”, consigno por su parte el concejal Llambi y denunció que “hoy en día el gatillo fácil es una herramienta más que tiene la policía para intervenir”.

En otro orden, el momento emotivo de la sesión se dio con la distinción como de “interés municipal” a la iniciativa “Te doy una mano”, llevada a cabo por Gabriel y su hijo Gerónimo Cabrera, dos banfileños que se dedican a fabricar manos de juguete para chicos a quienes les faltan sus extremidades y no prótesis, algo que se encargaron enfáticamente de remarcar.

Gerónimo tiene 19 años, estudia Administración de Empresas e impulsado por su padre comenzó a crear con una impresora 3D las extremidades hace casi dos años y ya lleva decenas de “juguetes” fabricados y entregados a niños de todo el país.

No queremos plata ni subsidios, solo queremos que se de difusión”, aseguró Guillermo, por lo que en ese sentido la concejal de UC-FPV Mariela Gómez, que presentó la moción, comprometió al cuerpo a dar amplia difusión en dependencias públicas municipales.