Lomas implementará el pase sanitario para realizar trámites municipales

En una nueva sesión ordinaria, por mayoría, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora aprobó la ordenanza para que se exija el “pase sanitario” para realizar trámite municipales o para ingresar a cualquier dependencia municipal, con el objetivo de fomentar la vacunación contra el coronavirus.

La expediente impulsado por el Ejecutivo local exige como requisito para el ingreso a dependencias municipales, así como para tramitar servicios u obtener turno, la presentación del certificado de vacunación contra el OOVID-19. Fue aprobada por 18 concejales de 21, luego de que varios especificaran su posición al respecto. 

Es una medida con convicción, no a la ligera. Una medida de cuidado, de responsabilidad, de criterio, de compromiso, de protección a toda la sociedad y de fortaleza institucional”, destacó Fabiana Alfaya. El edil de Cambiemos, Gabriel Mércuri, apoyó la iniciativa y afirmó que “la mejor opción es vacunarse, no importa con qué vacuna”. 

Gustavo Ganchegui cuestionó el proyecto y votó negativo porque consideró que es un “condicionamiento para ejercer la ciudadanía”. Sugirió: “El camino es siempre incentivar a los vecinos a vacunarse y no avanzar en la coerción normativa para cumplir ese objetivo. Eso es lo que genera polémica de esta norma”.

Al cruce salió el concejal del FdT Cordera que opinó que “la mejor manera de ejercer la ciudadanía es poniendo el hombro para vacunarse” y aseguró que “nunca el derecho individual puede estar por encima del derecho colectivo”. Los concejales que tomaron la palabra luego -como Sierra, Chávez, Tressa Silva y Ferreyra- votaron por la afirmativa, alertando que es para “fortalecer la medida de vacunación” y “a favor del bien común”. 

Repudio a Fernando Iglesias y a Waldo Wolf

El oficialismo y oposición -con algunas salvedades- repudiaron fuertemente las declaraciones misóginas de los diputados de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias y Waldo Wolff. Los temas que subieron la temperatura del recinto fueron la creación del registro de comunidades religiosas y culto del municipio y el pase sanitario para la realización de trámites.

Uno de los proyectos de ordenanza que presentó el Frente de Todos, que apelaba la adhesión de todo el Cuerpo, tenía que ver con repudiar las declaraciones de los legisladores de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias y Waldo Wolff, quienes descalificaron y atacaron a la actriz Florencia Peña y a las mujeres que había recibido el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La concejala de FdT, María Elena Velázquez, fue la que comenzó diciendo que es “indignante” escuchar esas agresiones a Peña, con el objetivo de descalificarla “solo por el hecho de ser mujer”. En esa línea, el concejal Diego Cordera criticó la manera misógina en la que se refirieron a la actriz y advirtió: “No los escuche hablar de la misma manera de Suar, Tinelli o Brandoni”

“Nos retrasan como sociedad más de 50, 60, 70 años a un lugar donde ninguno queremos volver”, recalcó Cordera. De JxC, habló la edil Silvia Sierra y apuntó contra “la doble vara”, repudiando los dichos contra Florencia Peña, pero recordando que ante las agresiones a Patricia Bullrich y Laura Alonso “nadie se puso los guantes”. 

La alocución de la concejala Eva Limone fue clara y concreta: “Estamos hablando de violencia política e institucional. Las decisiones que se vienen tomando hace muchos años tienen que ver con empoderar a las mujeres. Nada justifica lo que sucedió. No somos objeto de nadie. Intentan disciplinarnos. No tiene que ver con un error, venimos viendo sistemáticamente acciones que nos dejan a un costado de lo que es la participación política y ciudadana de nuestro país”.

Graciela Andrada, de JxC, se unió al repudio pero marcó que Waldo Wolff había pedido las disculpas correspondientes. Subrayó que no se puede permitir que un hombre haga declaraciones que remontan a la sociedad “al medioevo”, pero detalló que el escándalo surgió por una investigación que daba cuenta de la presencia de un adiestrador para Dylan, fiestas y el paso de diversas personas en Olivos en plena cuarentena estricta.

Estas “excusas”, así las llamó la concejala Velázquez, “desvirtúan el proyecto y denigran a la política”, siendo Cordera quien disparó contra “la justificación de la violencia” y la edil, Graciela Chávez, que planteó que se estaba equiparando la violencia a una mujer con un perro. Con ciertas diferencias, se aprobó ese proyecto por unanimidad. 

Creación de registro de comunidades religiosas

Por otro lado, se presentó la propuesta para crear un registro de comunidades religiosas para darle cierta institucionalidad y poder conocer cuántas entidades hay en el distrito, cómo trabajan y quiénes forman parte. Este proyecto se debatió por más de una hora, donde los representantes del FdT argumentaron que era una “ordenanza revolucionaria” para poder “acompañar, reglamentar y dar identidad a los cultos”. 

Los concejales de JxC reclamaron la modificación de algunos puntos del texto y alertaron que en comisión no les dieron lugar a realizar cambios. La presidenta del bloque, Silvia Sierra, sostuvo que “tiene que ser una localización de fe” y explicó que es necesario “cuidar al vecino que va a buscar una palabra de aliento a ese lugar y saber que el que está detrás de esta localización es realmente alguien que le va a dar regocijo para su alma”.

JxC había pedido la abstención por no haber podido cambiar algunas disposiciones y fue rechazada, por lo que la ordenanza general fue aprobada por los presentes. Sin embargo, el bloque entero votó negativo los artículos 5, 8, 15 y 22. Ese debate terminó con algunos disturbios, gritos de fondo y con Sierra que manifestó: “A veces no se entiende ciertas presiones. Algunos se olvidan que tuvimos más del 30% de votos en Lomas”.

Pase sanitario y repudio a los incidentes en la municipalidad

Un tema que no dejaron pasar por alto en la sesión del HCD fue el repudio al grupo de manifestantes que violentamente reclamaban frente al edificio de la municipalidad. “El único camino posible ante un reclamo es el diálogo, ningún acto de violencia es genuino”, indicó Cordera y Mércuri agregó que “nadie tiene derecho a romper lo que es de todos”.

Valoraron la “rápida actuación” del secretario de Seguridad Jorge Bonino y del personal que intentaron manejar la situación lo mejor posible y aclararon que el equipo de legales del municipio ya está trabajando. “La intención era venir a dañar. Este no es el Lomas que queremos”, expresó la concejala Graciela Chávez.