El Concejo Deliberante llevó a cabo una nueva sesión ordinaria este miércoles que fue breve y se abordaron dos ejes: el rol de los movimientos sociales y las nuevas restricciones. Desde la oposición criticaron las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno nacional, mientras que el FdT logró aprobar un beneplácito en apoyo a las restricciones frente a la segunda ola de coronavirus.

También, se destacó el rol que ocupan los movimientos sociales en los barrios más vulnerables frente a las ollas populares y a los merenderos. El concejal del Frente de Todos Álvaro Llambi destacó el trabajo de los voluntarios que “suman esfuerzos en la campaña de vacunación para que todas las personas tengan acceso a vacunarse” y se pueda “volver a tomar medidas de distanciamiento, prevención y cuidado y ser multiplicadores de esas medidas en los barrios”.

“Queremos levantar este homenaje a los que están día a día en los territorios para que esta situación no sea tan dura y logran generar un nuevo país porque la solución es desde abajo con las organizaciones sociales”, aseguró.

Además, se aprobó una comunicación en beneplácito a la urbanización integral de los barrios populares, Llambi  resaltó que el gobierno “tuvo voluntad política para empezar con compromiso de construir justicia en los barrios más humildes” que lo categorizó como “más urgente por el tiempo de pandemia”.

Subrayó que esta inversión será financiada “por el impuesto país a la compra de dólares y por el aporte extraordinario a las grandes riquezas” y celebró que “estos recursos se pongan en función de los sectores más postergados del país y en función de que se genere trabajo para reactivar la economía”.

La tercera sesión del Concejo Deliberante lomense estuvo presidida por Miguel Font, contó con un acuerdo previo entre los concejales para “no extenderse mucho en algunas cuestiones”, no presentó cruces ni debates y tuvo una duración aproximada de dos horas.

La concejala del Frente de Todos Silvia Ferreyra presentó un proyecto para “acompañar las medidas” de restricción de circulación tomadas por el gobierno nacional y provincial y solicitó “concientizar a los vecinos” porque el mayor miedo “es que se sature el sistema de salud”.

Sin embargo, el bloque de Juntos por el Cambio se opuso a acompañar estas medidas porque según el concejal Ganchegui “acompañar el beneplácito seria avalar la compra más cara de las ambulancias más caras del país, avalar la vacunación vip y celebrar la falta de pericia del gobierno que decía que en febrero tendríamos 10 millones de vacunados cuando no llegamos a cinco en abril”.

Ganchegui puntualizó que por “una cuarentena irracional” a la que calificó como “la más larga del mundo”, hace más de un año vivimos “una ola de contagios que creció, se amecetó pero nunca cayó y abruptamente han vuelto a elevarse los contactos”; con dos millones de infectados; 60 miil fallecidos y una caída del 10 por ciento.

“La tasa de desocupación es muy preocupante junto con la tasa de pobreza del 42 por ciento, además de que nos dejaron a los alumnos sin un año de tener un ciclo lectivo que generó una situación muy grave”, aseveró.

Declararon de interés municipal del libro de Mauro Stefanizzi

Por unanimidad, el Cuerpo declaró de interés municipal el libro “Conectados a la Vida” de Mauro Stefanizzi, embanderado de la lucha de los electrodependientes en la que cuenta sus vivencias  hasta que se sancionó la Ley Nacional el 17 de mayo de 2017.

Al tomar la palabra, Stefanizzi remarcó que el libro detalla cómo fue el proceso de su hijo Joaquín quien durante un año “estuvo un año internado de manera tradicional” y luego tuvo una internación domiciliaria que fue afectada porque con el cambio de gobierno y la declaración de la emergencia energética se produjeron “aumentos de hasta un 500 por ciento”.

“Los tarifazos nos pusieron en jaque, que se sumaban a los cortes de luz de la empresa prestadora y estuvimos presentando recursos de amparo ante la justicia gasta agotar la vía del poder ejecutivo y legislativo”, sostuvo mediante un vídeo proyectado en la sesión del concejo.

La concejala del Frente de Todos María Eva Limone valoró “la lucha de las familias que tienen casos de electrodependencia y pudieron canalizar los reclamos por medio de Mauro Stefanizzi” hasta la sanción de la Ley de Electrodependientes  que “estableció un registro nacional y gratuidad de servicio” para los afectados a esta problemática.

En tanto, la presidenta del bloque de Juntos por el Cambio, Silvia Sierra, recordó que “más de una vez” el autor del libro ha visitado el recinto y que desde el Concejo Deliberante “compraron y entregaron generadores eléctricos para los chicos electrodependientes”.

“Espero que en una segunda parte del libro se cuente como Lomas de Zamora acompaño a los familiares de las personas electrodependientes, porque cuando se cuenta una vivencia debe ser de manera completa”, concluyó.