Lomas: El FdT confió en “seguir creciendo en salud pública” este año

El concejal del Frente de Todos (FdT) de Lomas de Zamora Diego Cordera subrayó que las expectativas están puestas en “continuar el crecimiento en materia de salud” porque “el 2020   demostró que la salud pública tiene que estar fortalecida” debido a que es uno de los únicos espacios en el que “nos vamos a poder sentir incluidos”.

Cordera destacó que las obras anunciadas “son avances para la gente y para poder tener igualdad”, situación a la que marcó como “alcanzables si hay un sistema de salud pública fuerte y un crecimiento en educación” y de esa manera “dar soluciones estructurales a problemas que vienen desde hace mucho tiempo”.

El concejal lomense manifestó en diálogo con DiarioConurbano.com que el discurso de Insaurralde en la apertura de sesiones “estuvo cargado de gestión” en el que se enumeraron las obras que se realizaron y realizarán este año.

Desde el bloque de concejales de Juntos por el Cambio criticaron en un comunicado que el intendente Martín Insaurralde “se olvidó de las obras que se realizaron” durante la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal en la que destacan  “20 unidades sanitarias puestas en valor, SAME Lomas y 15 ambulancias nuevas y la renovación de la Guardia del Hospital Gandulfo” y fueron consideradas como “muy importantes para combatir la pandemia”.

Según el concejal Cordera “esa no es la realidad” debido a que las unidades sanitarias “nunca se terminaron”; que al Hospital Gandulfo “le falta mucho por hacer” y recordó que el gobierno bonaerense entre 2015 y 2019 “vetó la compra del hospital municipal de Llavallol” que era una obra que “necesitaban los vecinos”.

Otro de los puntos que criticó sobre el comunicado opositor fue que “con el 60 por ciento de avance durante esa gestión” de la obra hídrica “Estación de Bombeo Arroyo del Rey” “no quedó finalizada ni funcionando” como sí lo está ahora.

Además, el edil lomense remarcó la necesidad de que se implemente “un programa nacional” como lo fue Conectar Igualdad que entregue netbooks a los estudiantes porque “muchas familias no tienen herramientas para afrontar las clases virtuales” y permitiría garantizar que la tecnología “se transforme en una herramienta de inclusión social real”.