Lomas aprobó su Presupuesto 2019 con Superpoderes y cambios de último momento

Con un monto cercano a los 8 mil 739 millones de pesos, el proyecto de Presupuesto 2019 fue aprobado durante la última sesión ordinaria del período legislativo en el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora. El mismo debió ser modificado durante la mañana de este lunes minutos antes de su tratamiento luego de que el intendente Martín Insaurralde anunciase la eliminación de las tasas a los combustibles, que según estiman repercutirá en 50 millones.

“En el Municipio de Lomas de Zamora no vamos a trasladarle el ajuste de Cambiemos a los vecinos y vecinas, por eso decidimos no aplicar la tasa de combustible”, anunció desde sus Redes Sociales el jefe Comunal.

La decisión, festejada por la oposición y que se dio tras el análisis de la reunión del pasado viernes con la cámara que nuclea a los dueños de las estaciones de servicio del distrito, obligó a reconfigurar la sesión para que la hoja de ruta económica para el próximo ejercicio pudiera tratarse al final y no al principio como se había estipulado.

Asimismo, se aprobó en general por los bloques PJ-Unidad Ciudadana y Cambiemos pero solo por el oficialismo en particular, la Ley de leyes encontró su camino hacia la luz verde. En cuanto a la oposición, el Frente Renovador-UNA se opuso en ambas votaciones, mientras que el macrismo se expresó en contra de las Facultades Delegadas irrestrictas para el intendente Martín Insaurralde, que le permitirá mover partidas a discreción por otro año más, y de la creación de cuatro nuevos cargos políticos tal y como había adelantado el edil Gustavo Ganchegui a este portal días atrás.

Luego del retoque en el despacho del secretario de Hacienda Claudio Raggio, los números expresan que para el año 2019 el municipio contará con 8739 millones de pesos, de los cuales $7028 millones son de libre disponibilidad entre fondos locales y provinciales (el 80% del total) y el resto afectados a obras. De éstos, $384 millones corresponden al distrito, 1287 son de origen bonaerense y apenas $38 millones (0,43% del total) provienen de Nación.

Dentro de las erogaciones, destacan 2945 millones para gastos y personal , 890 millones para la empresa Covelia, 375 millones para el mantenimiento de vías terrestres, 276 millones como costo del alumbrado público, 180 millones para la reconversión lumínica en todo el distrito y otros 100 para obras de pavimentación y bacheo.

En el desagregado, 6230 millones de pesos tendrán como destino el servicio social, con 1031 para salud, 644 para educación, 147 para deportes y 151 para cultura, en promedio una suba de 36% por área respecto al ejercicio anterior. A su vez, otros 917 millones serán destinados para obras, de los cuales 41 se utilizarán para afrontar la segunda parte de la obra del hospital de Llavallol.

El titular de la Comisión de Hacienda del HCD, el oficialista Emiliano Baloira, aseguró que el cálculo de gastos “preserva los ejes que se consideran centrales para la gestión en materia de políticas públicas al reforzar y priorizar como el urbanismo, la salud, la inclusión social, la educación y la seguridad, además de temas esenciales como la limpieza, el alumbrado y el mantenimiento de los caminos y las calles”.

A la hora del debate, el presidente del bloque Cambiemos, Diego Cordera, explicó que la positiva desde su espacio responde a que poseen “responsabilidad de darle al intendente la herramienta para gestionar y darle solución a los diferentes reclamos de los vecinos en los barrios y los concejales desde acá (por el HCD)”, al tiempo que expresó su rechazo a los “superpoderes”.

“No creemos que sean necesarios. Podemos seguir tranquilamente participando como órgano legislativo en las discusiones presupuestarias”, consideró. En esa línea, el hombre de Elisa Carrió en el recinto, Jorge Villalba, aclaró que la posición tomada por el espacio “no es un aval” hacia el Ejecutivo.

En tanto que Gustavo Ganchegui ponderó por un lado al presupuesto como una “herramienta fundamental que no se puede delegar” pero por el otro remarcó que desde la oposición poseen la rendición de cuentas “para poner la lupa y hacer el seguimiento del presupuesto”, aunque convocó a que desde el oficialismo “expliquen cual es el plan de gobierno que lo acompaña”.

Por su parte, el titular de la bancada massista, Ramiro Trezza, manifestó su rechazo: “No compartimos la elaboración muy personal del presupuesto porque tenemos ideas y propuestas para aportar. Esperamos ser convocados para trabajar tal como lo había dicho el intendente en el inicio de sesiones ordinarias, hubiésemos podido mejorar muchísimo éste presupuesto”, indicó.

Además afirmó que “no es un acto de irresponsabilidad política ni democrática” el no acompañar el proyecto, sino que por medio de la decisión sientan una postura ante lo que consideran una baja participación del área de seguridad en el mismo. En la misma línea, también advirtió que “los superpoderes restan facultades al Concejo Deliberante”.

Quien salió en defensa de las Facultades Delegadas para Insaurralde fue la camporista Daniela Vilar, quien resaltó la mayor cantidad de responsabilidades del intendente en los últimos meses ante el panorama político adverso.

“Cuando se critica éste artículo es importante destacar que si no estuvieran esas facultades para el jefe comunal para definir partidas los jardines comunitarios de nuestro distrito estarían en el limbo legislativo por una decisión política del gobierno de la provincia, que no avanza con la ley, por ejemplo” puntualizó la concejal.

Por último, también recibió mención la marcha atrás del Ejecutivo con la Tasa de Vialidad que buscaba el cobro de $0,40 por litro de combustible y $0,15 por m3 de gas expendido en las estaciones de servicio del distrito.

Mientras que Baloira justificó la baja del gravamen en que Insaurralde “buscó no trasladar el ajuste, que se produjo a nivel nacional y provincial, al vecino y solventar el recurso con lo votado en la Fiscal e Impositiva”, desde Cambiemos fueron tajantes.

“Habíamos advertido que no era necesario crearla, que se debía buscar otra manera de recaudar y que no iba a funcionar”, señaló Gabriel Mercuri al tiempo que Cordera pidió que “también escuchen a los vecinos y se quite la tasa a la transferencia de vehículos porque es un prejuicio muy grande para ellos”.