Lomas: Aprobaron el Presupuesto y renovaron superpoderes para Insaurralde

HcdLomas Convenios 2017El Concejo Deliberate lomense aprobó durante la última sesión ordinaria del año de este miércoles por la tarde el Presupuesto para el próximo ejercicio, y renovó a  intendente Martín Insaurralde la capacidad para manejar a discreción las partidas, algo que fue blanco de fuertes críticas además del contrato por recolección de residuos y los sueldos de los empleados municipales. Asimismo también dieron el visto bueno a un aumento del 25 por ciento en las tasas.

El presupuesto aprobado para el 2018 ronda los 5.600 millones de pesos entre recursos afectados y de libre disponibilidad, de los cuales 3.301 millones son de origen municipal, 2.018 millones provienen del Ejecutivo provincial y sólo 122 millones serán destinados por Nación. En comparación a este año, el Presupuesto se incrementó más de 1.200 millones de pesos, un 28 por ciento.

Dentro de los recursos, el Municipio contará con 3.012 millones de libre disponibilidad y 288 millones afectados; mientras que dentro de los fondos provenientes de Provincia, habrá 1.575 y 623 millones respectivamente.

En cuanto a la Fiscal-impositiva, se aprobó un aumento de las tasas de aproximadamente el 25 por ciento.

En la sesión, también el oficialismo logró – con el apoyo de un sector del massismo – renovar los superpoderes a Martín Insaurralde, lo que le permite reestructurar mover las partidas presupuestarias a discreción, sin el consentimiento del Cuerpo.

Esas facultades no pueden ser delegadas por éste Cuerpo. No tenemos que ser una escribanía del Ejecutivo”, sostuvo el edil saliente Marcelo Pellegrini, algo que apoyó el concejal del GEN Luís Figuerón, todo el bloque PRO, y un sector del massismo.

Tanto Cambiemos como 1País adhirieron a la negativa de ese artículo, además del rechazo en general por el unibloque Miles que conforma Julio Rivero, quien advirtió que “es muy difícil aprobar un presupuesto que en sus entrañas trae un ajuste brutal a los trabajadores y que le abre la puerta a futuros ajustes”.

Sin embargo, el oficialismo contó con el apoyo de los massistas María Elena Herrera y Juan Carlos Véliz, y se impuso en pareja votación, que le permitirá a Insaurralde seguir con superpoderes en 2018.

En tanto que Claudio Menéndez, el edil del FPV que se desempeña como titular de la Comisión de Hacienda, aseguró que “es un presupuesto claro y transparente, este año más que nunca” porque está detallado los gastos por cada secretaría con sus respectivas metas, al tiempo que “prioriza la salud, la educación y la seguridad”.

Respecto a los fondos destinados para cada área, hay un fuerte incremento en la Secretaría de Obras e Infraestructura a la cual se destinará 1.322 millones de pesos y se tiene prevista la finalización del aliviador Arroyo del Rey. De ese total, 18 millones invertirá el Municipio, 467 millones lo hará la Provincia y 96 millones, Nación.

En ese marco, Pellegrini llamó a efectuar obras porque en el presupuesto “no hay muchas planificadas” y solo hay dos, el mantenimiento del Hospital de Llavallol y el aliviador del Arroyo del Rey, aunque la última se realiza con fondos provinciales. “No hay muchas obras financiadas con fondos municipales y se pueden hacer. No hay bajo niveles proyectados y es necesario aumentar la conectividad este – oeste”, explicó.

En cuanto al resto de áreas como Salud, se destinarán 705 millones de pesos y está contemplada la puesta en funcionamiento del Hospital de Llavallol. En la Secretaría de Seguridad, en tanto, se destinarán 313 millones, en la Secretaría de Desarrollo Social la partida será de 124 millones, a Medio Ambiente llegarán 863 millones y a Cultura y Comunicación 117 millones.

Con éstos números sobre la mesa, el radical también pidió por un aumento en la cantidad de cámaras de vigilancia porque con el presupuesto destinado a seguridad “hay suficiente para duplicarla”.

Además de las críticas vertidas, Pellegrini también pidió por una “reforma tributaria que aliente el trabajo y la producción” basado en la reestructuración del sistema de recolección de residuos municipalizándolo, ya que según el radical el actual servicio es “muy malo y muy caro” y su respectivo contrato por 664 millones de pesos, sin contar el ajuste que recibirá en el próximo ejercicio es “impagable”.

También hizo hincapié en que “los sueldos municipales en Lomas están bajísimos”, por lo que remarcó las diferencias con otros distritos y afirmó que los municipales “son trabajadores casi precarizados”. Por su parte, Diego Cordera de PRO indicó que “5500 pesos es muy poco como salario mínimo cuando no es el mínimo, vital y móvil que rige a nivel nacional y ni siquiera cubriría el mínimo para no caer en la pobreza”.